Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura eleva a cincuenta la cifra diaria de visitantes a la cueva de Tito Bustillo

La medida, que supone autorizar la entrada de veinte personas más por jornada, se prolongará hasta el próximo 30 de junio

Cueva de Tito Bustillo.

Un total de 50 personas al día podrán visitar desde mañana, miércoles, la cueva de Tito Bustillo. Esto supone un aumento de 20 visitantes más por jornada, puesto que desde el comienzo de la temporada, el pasado marzo, se permitía un tope de treinta. La cifra del medio centenar se mantendrá así hasta el próximo 30 de junio, según confirmó ayer la consejería de Cultura, Política Lingüística y Turismo.

Los cinco pases que se realizan, de miércoles a domingo, permitirán desde mañana que accedan 10 personas en cada uno de ellos, llegando al medio centenar diariamente. La intención del Principado es aumentar paulatinamente el número de visitantes que puede acceder en cada uno de los grupos al yacimiento de arte rupestre, acercándose con prudencia a las cifras permitidas antes de la pandemia.

Cultura decidirá, en función de cómo evolucione la situación, si a partir del 30 de junio esta cifra se mantiene, o se incrementa el número de visitas diarias durante toda la temporada estival y hasta el 30 de octubre, momento en el que finalizará el periodo anual de visitas.

Tito Bustillo abre al público entre los meses de marzo y octubre, ambos inclusive. Este año el inicio del periodo de visitas se fijó autorizando el acceso de 30 personas al día, 6 en cada pase. Entre el 1 de abril y el 15 de mayo, la cifra se amplió en dos personas más, llegando a 8 por pase, con un total de 40 al día. A partir de mañana serán ya 10 las personas que puedan entrar en cada uno de los turnos de visita, que comienzan a las 11 de la mañana, siendo el último acceso guiado a las 17.00 horas.

Las compra de entradas para visitar Tito Bustillo puede realizarse en la taquilla del Centro de Arte Rupestre (CAR), pero se recomienda la compra online con antelación, debido a la alta demanda que existe para las visitas durante el periodo estival.

El conjunto de arte rupestre riosellano fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2008 junto con otros 16 yacimientos extendidos por el norte de España en las comunidades de Asturias, Cantabria y País Vasco.

También en la Cuevona de Ardines se mantienen los cinco pases. En abril se aumentaron las visitas a 10 personas y en el mes de mayo a 15 por pase.

Compartir el artículo

stats