Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Congreso insta al Gobierno a inscribir como bien público la iglesia de San Antolín

Todos los partidos, menos Vox, respaldan la iniciativa de Podemos y subrayan la urgencia de actuar para frenar el deterioro del templo llanisco

La entrada a San Antolín de Bedón, con la iglesia al fondo. | R. D.

El Congreso de los Diputados emplazó ayer al Gobierno central a dilucidar la titularidad pública de la iglesia de San Antolín de Bedón (Llanes), procediendo a continuación a su inscripción como bien estatal. El acuerdo, promovido por Podemos en la Comisión de Cultura y Deporte, salió adelante con el respaldo de todos los partidos excepto Vox.

El objetivo es que este templo románico del siglo XIII, en muy mal estado de conservación, pase a formar parte, una vez reconocida su propiedad, del inventario general de Bienes y Derechos del Estado y darle así una protección que permita rehabilitar y mantener el monumento. La proposición fue presentada por el grupo parlamentario integrado por Unidas Podemos, En Comú Podem y Galicia en Común. La defendió la diputada morada asturiana Sofía Castañón. La iniciativa quedó aprobada por mayoría absoluta, con 29 votos a favor y los cinco en contra de los de Abascal.

En la iniciativa de Podemos se recogen todos los hechos que, a su juicio, llevaron al templo hasta la situación actual, con la maleza invadiendo un edificio que fue catalogado en 1931 como Monumento Histórico Artístico y que es Bien de Interés Cultural (BIC).

Sofía Castañón explicó que en la mala conservación del edificio ha influido la polémica de las últimas décadas sobre su titularidad, cuyo origen sitúa en el siglo XIX y en la desamortización de los terrenos donde se encuentra para la venta posterior a particulares. Sin embargo, indicó que tal operación no llegó a culminarse, motivo por el que considera que el inmueble es de titularidad estatal de acuerdo a la Ley del Patrimonio de la Administraciones Públicas.

“Un acta de compraventa de 1870 recoge que la iglesia queda exenta de la venta por ser un edificio de propiedad estatal”, indicó Castañón. También subrayó que, tras una investigación de Patrimonio del Estado de 2012, se concluyó que deberían entenderse como “actos de dominio inequívoco” las sucesivas actuaciones de las administraciones públicas para su “restauración y consolidación”.

La diputada morada hizo referencia al proyecto de presupuestos estatales de 2019, que no llegó a aprobarse y que incluía una partida de 60.000 euros para un proyecto de rehabilitación. Como principal obstáculo, citó un expediente de 1996 de la Subdirección General de Patrimonio en el que no se consideraba que hubiera pruebas suficientes para atribuirle la titularidad al Estado.

La Junta General ya votó a favor de una iniciativa similar a la de Podemos en 2018.

Por su lado, como portavoz de Vox, el también asturiano José María Figaredo reconoció la importancia del edificio, pero vio intereses “ideológicos” por parte de Podemos, argumento en que basó el votó en contra de los suyos.

El diputado socialista Roberto García lamentó las declaraciones del Figaredo. “Es sumamente importante iniciar de nuevo el expediente”, dijo.

“Que se esclarezca y se acometan las obras para recuperar la singularidad de esa bella iglesia”, aseguró Marta González (PP).

Compartir el artículo

stats