El alcalde de Peñamellera Baja, José Manuel Fernández, se reunió este martes con la directora general de Ganadería, Rocío Huerta, para abordar diversos asuntos del concejo, entre ellos el conflicto por el desarrollo de la actividad ganadera dentro de los núcleos rurales suscitado por denuncias vecinales. Acordaron que en los próximos días se celebrará otra reunión en Panes con los ganaderos afectados, técnicos de la Dirección General de Ganadería y el Ayuntamiento, para informar de las posibilidades que existen para los profesionales dentro de los fondos de mejoras del departamento que encabeza Huerta.

Entre las infraestructuras que se podrían subvencionar con esta línea de ayudas están, entre otras, los cercados, las zonas de estabulación y los cebaderos.

Según manifestaron ayer fuentes del Ayuntamiento, ambas partes se implicarán en la búsqueda de una solución, sobre la base de que Peñamellera Baja se compromete a colaborar con los afectados en la tramitación necesaria para acceder a las ayudas.

En el encuentro, Huerta y Fernández abordaron también desbroces de pastos y se planteó la necesidad de unificar criterios sanitarios en aquellas zonas que el municipio comparte con Cantabria.