Unos doscientos ganaderos se concentraron ayer (como se ve en la foto) ante el Ayuntamiento de Llanes para pedir que se saque al lobo del listado de especies silvestres en régimen de especial protección y más medidas de control sobre la población de cánidos. Aseguraron sentir que se les "criminaliza" en las investigaciones sobre los incendios forestales y pidieron ayuda para asumir la subida de costes de producción, informa M. V.