Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benia de onís, ante su primer festejo taurino
Isaac Fonseca Torero

"La corrida de Benia es clave para Asturias"

"La gente debe llenar la plaza el día 20 para dejar claro que en esa tierra, a la que le tengo un especial cariño por mi debut en Gijón, se quiere que haya toros"

Isaac Fonseca, en 2019 en El Bibio. | Á. G.

Debutó en la plaza de toros de El Bibio antes de la pandemia sanitaria con un importante triunfo que le sirvió para acaparar los premios de las peñas taurinas de la región. Isaac Fonseca (Morelia, Michoacán, México, 1998) se convertirá hoy jueves en matador de toros en la plaza francesa de Dax, con José María Manzanares de padrino de alternativa y Andrés Roca Rey como testigo. Lo hará tras una arrolladora temporada como novillero, con triunfos en plazas como Las Ventas, la Maestranza y Pamplona. Uno de sus primeros compromisos en el escalafón superior será el festejo en Benia de Onís del próximo 20 de agosto, junto al rejoneador Andy Cartagena y el novillero Daniel Medina para lidiar astados de Fermín Bohórquez.

–¿Ha sido la temporada soñada para despedirse de novillero?

–Por supuesto que sí. Se cumplió el objetivo de triunfar en las plazas de primera categoría. Comencé en Valencia con triunfo, luego vino Madrid, Sevilla, Pamplona y otra vez Valencia en julio. Ha sido una temporada muy bonita y con un broche de oro en Collado Villalba y Santander.

–¿Cómo afronta su alternativa?

–Ya estamos a nada. Estoy contento y con muchas ganas de que pase ya la fecha para saber qué va a suceder. Me siento privilegiado por convertirme ya en matador de toros.

–¿Tiene ganas de torear en Benia de Onís?

–Si Dios lo permite será la tercera corrida de toros. Estoy contento por ello, porque a Asturias, desde mi debut en Gijón, le tengo un especial cariño. Me siento muy a gusto cuando voy a esa tierra. Y más allá del hecho de dar una corrida de toros, el día 20 será una fecha clave para Asturias. Saber que estoy anunciado me hace sentirme orgulloso para contribuir con un granito de arena a que la fiesta de los toros siga en Asturias.

–Debutó en 2019 en El Bibio, logrando ser el triunfador de los novilleros esa feria. ¿Qué se le vino a la cabeza cuando se enteró de que Gijón se quedaba sin toros?

–Mucha impotencia y rabia porque sabemos el fin que tenía todo lo que hicieron, que era poner trabas para que no se pudieran dar toros en El Bibio. Hay que pensar en positivo y sé que los toros volverán a Gijón de una forma u otra. Pero ahora mismo está el día 20 y la afición gijonesa se acercará a Benia.

–No corren buenos tiempos para la tauromaquia. En su país también están contra las cuerdas, con la prohibición de los festejos, por ejemplo, en Ciudad de México.

–Sí. Está igualmente, pero en este caso es una suspensión temporal, y en Gijón son solo trabas. Cualquiera de las dos formas, y en otros casos donde se han prohibido, al final se nos ha dado la razón. Hay que pensar que todo tiene solución.

–¿Por qué la tauromaquia siempre está en cuestión?

–Porque ahora, con tanta comunicación, se nota más que pueden hacer daño. Los ideales de esas personas no van con los valores de la tauromaquia, con su rito. Toda esa gente en contra de la tauromaquia quiere imponer sus ideales y su cultura. Hace falta respeto.

–¿Benia de Onís es una demostración de fuerza del mundo taurino?

–Sí. Sobre todo, hay que dar festejos y hay que responder. La gente debe ir a Benia, llenar esa plaza para dejar claro que en Asturias se quiere que haya toros.

Compartir el artículo

stats