La villa riosellana sufrirá un corte en el abastecimiento de agua el próximo martes 16 de agosto, con motivo de la reparación de una fuga localizada en el aparcamiento de la plaza de Abastos. Desde el Consistorio apuntan a que dicha avería pudo producirse por el pesado tonelaje y la gran afluencia de camiones que se concentraron en la zona durante los últimos días. El corte en el suministro se alargará entre las seis y las nueve de la mañana, repercutiendo en varias calles del casco urbano, informa J.Quince.