Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Onís busca cavidades para madurar el queso gamonéu ante el lleno total de la cueva Oscura

El Ayuntamiento maneja tres o cuatro cavernas como alternativa, pero faltan los estudios de organismos especializados sobre su idoneidad

Belén Bulnes, con un queso, en la cueva Oscura. | LNE

La cueva Oscura se queda pequeña. La cavidad ubicada en el concejo de Onís donde maduran las producciones de más de la mitad de los elaboradores de queso gamonéu del valle está a tope de capacidad. Por ello, ya se están buscando nuevas cavernas dentro del concejo para utilizarlas con este fin. Según detalla el alcalde, José Manuel Abeledo (PSOE), el Consistorio está en contacto con el consejo regulador de la Denominación de Origen Protegida y con el Principado para tratar de encontrar una solución y habilitar nuevos espacios a disposición de los queseros.

"La cueva Oscura está ya saturada y estamos manteniendo reuniones con el consejo regulador y con el Gobierno regional para intentar habilitar nuevas cuevas" afirma el regidor. Por el momento, se está a la espera para ver si bien el Laboratorio Interprofesional Lechero de Asturias (Lila) o bien el Instituto de Productos Lácteos de Asturias (IPLA) realizan los estudios pertinentes que determinen la idoneidad de las "tres o cuatro cuevas" que se están barajando como posibles complementos a la cueva Oscura.

"Estamos a la espera de los estudios para ver si el Principado en los próximos meses puede aportar alguna cueva más para los queseros", explica el Alcalde.

La previsión apunta a que pronto se incorporarán a la denominación de origen nuevos elaboradores. En la actualidad, hay veinticuatro queseros entre la variedad del puerto y la del valle. La producción tiene una tendencia al alza, habiendo llegado en 2021 a rozar los 140.000 kilos de elaboración total.

Normativa

La normativa del gamonéu exige sesenta días de maduración en cueva y el espacio común actual se queda pequeño. "La producción, debido a las exigencias de la normativa de la denominación de origen, tiene que estar dos meses en la cueva y, ahora mismo, no hay sitio para todos", reconoce el alcalde de Onís.

Abeledo aboga por hacer un esfuerzo por parte de las administraciones para encontrar pronto nuevos espacios aptos para la maduración y que puedan bajar la presión que se experimenta en la cueva Oscura.

"Tanto desde las administraciones locales como desde la autonómica tenemos que hacer un esfuerzo para encontrar esa cueva rápido y ponerla a disposición de los queseros, porque la realidad es que está haciendo mucha falta", concluye Abeledo.

Compartir el artículo

stats