El humor absurdo y los juegos de palabras con nombres de localidades asturianas, que desde hace años practica el conocido como "Banksy astur" tuneando con fines solidarios los carteles indicativos de pueblos asturianos, han tomado un tinte reivindicativo. En este caso, antitaurino. Es su posicionamiento, sin ira, contra la corrida de toros que se va a celebrar el sábado en Benia de Onís.

Por eso, el cartel de Benia de Onís le ha venido al pelo a este asturiano amante de la fina ironía para dejar claro que "con la BENIA señoría, la tortura non ye arte ni cultura". En otro cartel de la localidad, con su característica letra a rotulador rojo, ha dejado escrito que "Si BENIais a torturar, fuera d'esti llugar".

Uno de los carteles antitaurinos.

Los dos nuevos carteles, que durarán lo que el tiempo -meteorológicamente hablando- diga, se suman a todos esos que han hecho historia: “Turón de Suchard” fue la primera pintada y han seguido muchas más: “Allanamiento de Moreda”, “Spagueti a la Caborana”, “Naces, creces, te reproduces y Mieres”, “Blimea Ecuatorial”, “Tuilla mía, cabecina y gol”, "Viva México, Cabranes"…

Las campañas humorísticas de Banksyastur han servido para reivindicar la Salud Mental y la Atención Primaria y ahora, igual de inocuas pero con sentido, sirven para testimoniar el rechazo a la corrida programada para mañana en Benia de Onís.