Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Confederación invertirá 4,8 millones de euros en la restauración del bajo Sella

El proyecto, que salió ayer a información pública, afecta a Cangas de Onís, Ribadesella y Parres y prevé 3 millones más para las ocupaciones

Un tramo del bajo Sella en el límite entre Ribadesella y Cangas de Onís. | M. Villoria

Un proyecto de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico de más de 4,8 millones acometerá la restauración fluvial del bajo Sella. Afectará aun total de 24 kilómetros en el discurrir del río entre los concejos de Cangas de Onís, Parres y Ribadesella. El BOPA (Boletín Oficial del Principado) recogía ayer la salida a información pública durante 20 días hábiles del plan, incluyendo también la relación de bienes y derechos de necesaria ocupación. En total, 971 parcelas privadas que tendrán que ser ocupadas por la obras de forma temporal, definitiva o como servidumbre de paso. Unas expropiaciones valoradas en 3 millones.

La actuación se enmarca en la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto demográfico y persigue "mejorar la estructura y funcionamiento del río como ecosistema".

La Confederación Hidrográfica explicó ayer que el Sella a su paso por los tres concejos está catalogado como espacio de la Red Natura 2000 y que son varios los motivos que "aconsejan" actuaciones derestauración y mejora en un tramo de río en el que convergen "una serie de presiones derivadas de alteraciones morfológicas, usos recreativos y deportivos, obstáculos en el cauce de restos de instalaciones, antiguos azudes, fragmentación del bosque de ribera y presencia de especies vegetales invasoras".

Los 24 kilómetros a los que afecta la actuación abarcan desde el término municipal de Cangas de Onís hasta el límite con el dominio público marítimo-terrestre en el término municipal de Ribadesella.

Con las obras que están previstas, que tendrán un plazo de ejecución de algo más de 31 meses, se acometerán actuaciones como la retirada de obstáculos del cauce, de los rellenos artificiales de las márgenes, la recuperación de la vegetación de ribera, el acondicionamiento y mejora de las infraestructuras fluviales de uso público, el control y mitigación de las especies vegetales exóticas invasoras en más de 30 hectáreas, la restauración de márgenes y la protección contra las inundaciones en la zona de Triongo (Cangas de Onís).

En este punto, afectado gravemente por las crecidas del río que recurrentemente llegan a tapar la carretera Nacional 634 a su paso por la localidad, se realizará un nuevo brazo lateral en la margen izquierda de 790 metros de longitud y una mota de proteción de 970 metros en la margen derecha.

El documento plantea en concreto la retirada de unos 480 metros cúbicos de restos de escolleras y hormigón existentes en el cauce del río y unos 35.000 metros cúbicos de rellenos artificiales, además de recuperar unas 17 hectáreas de vegetación de ribera y proteger unos 700 metros de orillas.

Plantea también el acondicionamiento de 2,9 kilómetros de sendas y caminos existentes, crear más de 1,7 kilómetros de nuevos senderos y construir un nuevo refugio de pescadores. Además se tratará la vegetación en varias posturas de lance de pesca, entre otros.

Las jornadas de voluntariado, sensibilización y divulgación ambiental así como la realización de talleres ambientales tienen cabida en el proyecto. Se trata de una macroactuaciñón que ayudará a mejorar el ecosistema del río Sella, destaca la iniciativa.

Compartir el artículo

stats