El Ayuntamiento de Ribadesella quiere comprometerse con las medidas de protección del medio ambiente. Por ello, el alcalde, Ramón Canal, anunció ayer que en el Pleno de la próxima semana se debatirán nuevas medidas en apoyo a los coches menos contaminantes.

La propuesta se basa en dos bonificaciones para el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica. Así, aquellos con emisiones cero y etiqueta Eco se beneficiarían de una bajada del diez por ciento sobre el valor de la viñeta. Por otro lado, los coches eléctricos con menos de 200 caballos podrán disfrutar de una rebaja del 50%. Según el regidor riosellano, la iniciativa "pretende incentivar y no discriminar".

"Muchas veces este tipo de medidas benefician a quien está en mejor posición económica frente al resto. Queremos motivar el uso del eléctrico sin premiar en exceso a los coches de lujo", puntualizó el regidor.