Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"La presencia de la mujer en el cine es muy escasa", lamentan las profesionales

"Con el presupuesto de la película de un hombre hacen tres nuestras", aseguran en Colombres las participantes en un debate sobre el sector

Las asistentes a la jornada de ayer en Colombres. | J. Quince

"La presencia femenina en el cine es, a día de hoy, muy escasa". Esta es la realidad sobre la que debatieron ayer una veintena de profesionales del sector en el I Encuentro de Mujeres del Audiovisual Asturiano, celebrado en Colombres. La Casa de Piedra, espacio cultural de la capital de Ribadedeva, acogió el llamado "Akelarre de cine" como una iniciativa de aprendizaje y de reunión entre las mujeres vinculadas a lo audiovisual, con el objetivo de tender puentes entre ellas.

"Somos muchas las mujeres asturianas que estamos haciendo proyectos audiovisuales desde distintas ramas y esta cita es una oportunidad para conocernos, reflexionar acerca de la situación actual y plantearnos proyectos de futuro", explicó Celia Cervero, organizadora del evento junto con la también cineasta Ana Izarzugaza. El encuentro se enmarcó en unas jornadas de cine protagonizadas por dos películas dirigidas por mujeres. Se trata de "En modo silencio", de Teresa Marcos, y "Margarita y el lobo", de Cecilia Bartolomé. Las proyecciones tuvieron lugar en el auditorio del Bajo Deva y conformaron la base para iniciar un intenso debate cinematográfico con perspectiva de género.

Entre las asistentes, directoras de cine y de fotografía, guionistas, periodistas, e, incluso, profesoras de arte. Todas ellas pusieron en común sus experiencias personales y profesionales dentro del ámbito audiovisual, profundizando acerca de los motivos por los que la mujer aún no parece haberse hecho el hueco que le corresponde detrás de la pequeña y la gran pantalla.

"Se ha avanzado mucho, pero apenas se ha logrado alcanzar el 30% de mujeres dentro del sector", aseguró Marta Villar, delegada de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales de Galicia (Cima). El porcentaje aún es menor cuando se trata del presupuesto que reciben las cineastas para financiar sus películas. "La lucha ahora continúa para lograr las mismas ayudas económicas que reciben los hombres. Con el presupuesto que les dan a sus cintas se hacen tres de las nuestras", lamentó Villar.

"Estereotipos"

A pesar de los avances conseguidos durante los últimos años, la presencia femenina en el cine sigue siendo muy escasa, una problemática que responde, entre otras cosas, "a los estereotipos negativos, las inseguridades por el mero hecho de ser mujer, la falta de paridad o la ausencia de referentes", según las asistentes. Esta situación, corroboraron, se agrava todavía más en los pueblos debido a la escasez de oportunidades. Por ello, que la reunión se organizara en una pequeña localidad del oriente asturiano en lugar de en una gran ciudad representó, de alguna manera, una forma de reivindicar el sector en el entorno rural.

La educación fue uno de los temas que más dio que hablar en el debate. La mayoría dijo sentirse de acuerdo con la necesidad de ampliar la formación artística en las primeras etapas escolares, mejorando y renovando también el canon clásico de los libros de historia, ya que, por norma general, escasean los nombres femeninos.

"Lo más dañino ha sido que se ocultaran los logros excepcionales de las mujeres excepcionales a lo largo de la historia", apuntó la cineasta Teresa Marcos, quien puso como ejemplo el encubrimiento de la que, en realidad, fue la primera película narrativa de la historia del cine, "El hada de los repollos", creada en 1896 por la directora francesa Alice Guy.

El "Akelarre de cine" concluyó con una espicha de hermandad y una importante reflexión: "Se presenta ante las mujeres del mundo audiovisual un panorama lleno de retos, pero también repleto de oportunidades de cambio".

Compartir el artículo

stats