Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El lujo de mercar en Mestres

"Alegría inmensa" en Infiesto por el regreso de una de las citas con gran arraigo local, que contó con la presencia de más de cincuenta artesanos y numeroso público

33

En imágenes: El XV Mercáu Tradicional de Mestres en Infiesto (Piloña)

Jorge Fresno durante la lectura del pregón en Mestres. Ana Paz Paredes

Una de las grandes citas con los mercados artesanos y populares en Asturias, el de Mestres en Infiesto, antesala del Festival de la Avellana, volvió este año con más participación y alegría que nunca tras dos años interrumpido por la pandemia. Un precioso día de sol acompañó a los más de cincuenta artesanos participantes que, muchos ataviados de asturianos, estaban repartidos por todo el pueblo.

Bailes folclóricos durante los actos en Mestres. | Ana Paz Paredes

La fama de este mercado y las bondades de una jornada de calor, llevó hasta este barrio de Infiesto, además de a los propios del concejo, a mucha gente llegada de otros lugares de Asturias. No es de extrañar que tanto vecinos como organizadores, en este caso la Asociación Vecinal de Mestres, estuvieran más que contentos con el desarrollo de la fiesta. "Para nosotros es una alegría inmensa retomar este mercado que ya lleva, con este, 15 años celebrándose, y que no se pudo hacer los dos últimos por la pandemia. Este año, además, hicimos un llamamiento por las redes sociales a los artesanos, para que acudieran y este es el año en que más han venido, algo más de cincuenta", señalaba Román Roces Isoba, presidente de la misma. "Mestres es un barrio de Infiesto pero lo llamamos pueblo porque eso es en esencia lo que ye, un pueblo", dice.

Público comprando en un puesto. Debajo, Carmen Martínez, sorprendida por un trasgu. A la derecha, los «Avellaneros del año», Iván González e Irene Medina, en la ofrenda de la avellana a la Virgen de la Cueva, ayer, en su santuario. | Ana Paz Paredes / Florentino Carrión

El pregón corrió a cargo, en esta ocasión, del fotógrafo y vecino de Mestres, Jorge Fresno quien, además de recordar los doce años que ejerció allí como alcalde pedáneo, aludió tambien a la importancia de este pueblo que definió como "la despensa de Infiestu". Así, además de dar la bienvenida a los presentes dijo, entre otras cosas, y en verso, como buena parte de su pregón, que "siempre se va a recordar/ por muchu que pase el tiempo/ que este bendito lugar/fue la despensa de Infiestu".

Asistentes al mercado, comprando en uno de los puestos. Ana Paz Paredes

El alcalde de Piloña, Iván Allende, dio las gracias a los vecinos "por este pueblu bien arreglaín gracies a las generaciones de muchos vecinos que se comprometieron en que todo saliera adelante". El primer edil señalaba a este diario que "tenemos aquí un grupo de gente que lo organiza todo muy bien". "Tienen un mérito enorme y merecen todo nuestro reconocimiento", señalaba.

Uno de los artesanos que ayer se dieron cita en Mestres, con su obra. Ana Paz Paredes

Y es que, además de encontrar en Mestres todo tipo de productos artesanales, algunos muy singulares y únicos, tanto decorativos como alimentarios, no faltó un chigre bajo el hórreo con sidra fresca para acompañar las empanadas, los tortos y la boroña preñada, entre otros productos que allí se vendían, ni tampoco la música y el baile a cargo de "A. F. Picos de Europa" por la mañana, y la orquestina "La Xarangana" por la tarde, además de verbena nocturna. Por la tarde y en el Santuario de la Virgen de la Cueva, con presencia del Alcalde y parte de la Corporación, tuvo lugar la ofrenda de la avellana a la Virgen, con principal protagonismo de los "Avellaneros del año", los jóvenes Irene Medina e Iván González.

El tren con sus viajeros no dejó de recorrer Infiesto durante todo el día. Ana Paz Paredes

Y es que, si para los vecinos de Mestres fue una alegría retomar su mercado, sin duda alguna la alegría fue mayor para cuantos se acercaron a mercar (comprar) en el mismo y disfrutar de un día de lujo en este rincón de Piloña donde, además, no faltaron algunos personajes como el Trasgu, perseguido entre risas no solo por los más pequeños sino también, y en algún caso, por algún adulto que quería hacerse una foto con él. Y no es de extrañar, para una vez que se deja ver.

La capital piloñesa celebra hoy el Día grande del Festival, con venta de avellana y la feria

Miembros del grupo A. F. "Picos de Europa" animando la mañana en Mestres. Ana Paz Paredes

Hoy domingo, dos de octubre, es el día grande del 51.º Festival de la Avellana. Así, a partir de las 10.00 horas, se inicia el festival en sí con la venta de avellanas y también la feria de artesanía y alimentación.

A las 12.00 horas tendrá lugar la entrega de premios de la cita, al tiempo que tiene lugar el Mercadillo en la calle Covadonga. Por la tarde, a partir de las 18.00 horas, se celebrará el "VI Alcuentru de Bandes de Gaites L’Ablana", con pasacalles desde la plaza María Josefa Canellada hasta la plaza del Ganado. En el mismo participan la banda de gaitas Lakadarma y la banda de gaitas "Picos de Europa".

Durante todo el fin de semana se puede visitar en Infiesto una exposición de aves en la plaza del Ayuntamiento. A lo largo de la mañana también tendrá lugar una muestra de talla y trabajos en madera en el Centro El Prial.

Compartir el artículo

stats