Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas de Onís aspira a un cole más moderno y eficiente

El Ayuntamiento presenta a los fondos europeos Next Generation un proyecto para el Reconquista que costaría 1,9 millones

Recreación del aspecto exterior que tendría el edificio tras la obra. | R. M. V.

Cangas de Onís aspira a convertir el colegio público Reconquista en una instalación moderna y eficiente energéticamente. Su intención es la de rehabilitar integralmente el edificio principal de centro educativo, de 3.152 metros cuadrados, construido en 1970 y que no ha sufrido cambios sustanciales en las últimas décadas. La inversión superaría los 1,9 millones de euros por lo que el municipio ha presentado un proyecto para optar a las ayudas que ofrecen los fondos europeos Next Generation que gestiona el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia. Concretamente, se ha planteado dentro del apartado que contemplan estos fondos denominado como Programa de Impulso a la Rehabilitación de los Edificios Públicos (PIREP).

Con la actuación se persigue, entre otros objetivos, reducir a cero el uso de combustibles fósiles y dotar de alto confort a las aulas, generando un ambiente saludable y aspirando a conseguir niveles óptimos de aislamiento térmico. También pretende mejorar sustancialmente la imagen del edificio que es el más antiguo de todo el recinto escolar y en el que se encuentran ubicados el aulario principal, los despachos, la biblioteca, las oficinas administrativas, los comedores y la cocina del Reconquista.

En la propuesta se plantea que en el exterior del bloque se utilizará un sistema de aislamiento térmico y, en el interior, aislamiento térmico y acústico. Se aislará también la cara inferior del forjado sanitario y la parte superior del último forjado. El plan también incluye la sustitución de todas las actuales carpinterías de aluminio en puertas y ventanas por otras de material PVC, con cinco cámaras de aire y doble vidrio.

En el diseño futuro se contempla la eliminación de persianas y su sustitución por estores con guía motorizados para el control de la luz y del sol. El sistema de calefacción actual de gas se cambiaría por una cascada aerotérmica de seis bombas y se prevé colocar en la cubierta una planta fotovoltaica de 182 paneles, además de la total renovación de la instalación eléctrica y los sistemas actuales de iluminación.

El alcalde, José Manuel González Castro, señaló la importancia de trabajar conjuntamente con la comunidad educativa. "Es un colegio que lleva construido muchos años, donde hay más de quinientos niños del concejo de Cangas de Onís e incluso algunos de otros municipios y vimos necesario hacer este proyecto tan ambicioso para que el centro esté equipado y adaptado al siglo XXI", afirmó González Castro.

La planificación contempla un aparcamiento para bicis y patinetes eléctricos, un punto de carga para coches eléctricos, la ampliación del huerto y la implementación del punto de recogida selectiva de residuos. Eso sí, solo podría llevarse a cabo si se logra la financiación europea.

Compartir el artículo

stats