Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La quesera de Arangas Elena Soberón recibe el premio al Joven Agricultor Europeo

El eurodiputado del PP Juan Ignacio Zoido se acercó a la localidad cabraliega para entregar el galardón: "Un ejemplo de emprendimiento rural"

Por la izquierda, Ana y Elena Soberón Pidal, recibiendo el galardón de manos de Juan Ignacio Zoido. | M. Villoria

La quesera de Arangas (Cabrales) Elena Soberón Pidal, de 28 años de edad, recibió ayer de manos del eurodiputado del PP y exministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el premio al Joven Agricultor Europeo de 2021, otorgado en el séptimo congreso de Jóvenes Agricultores del Parlamento Europeo, que tuvo que celebrarse en formato online por la pandemia. El acto tuvo lugar en la quesería familiar, donde se elabora queso cabrales y de Arangas. Contó con la presencia de Eva Marín y José María Castilla, presidenta del sindicato Asaja en Europa y director de la oficina de Asaja en Bruselas, respectivamente, así como con Geli González, secretaria general de Asaja Asturias, impulsora de la candidatura.

Zoido visitó la quesería y una cueva de maduración. En relación a Elena Soberón y a su hermana Ana, que también trabaja en el negocio familiar, "se reconoce el esfuerzo de dos jóvenes emprendedoras, que mantienen las costumbres de la zona, siguen la tradición familiar y consiguen modernizar la producción de quesos". Para el eurodiputado, estas queseras de Arangas son el "vivo ejemplo de como en la zona rural puede fijarse población". Zoido no obvió los problemas a los que se enfrenta el sector y abogó porque las administraciones "den facilidades para encontrar una justa recompensa al esfuerzo que hacen este tipo de empresas".

El exministro reclamó apoyo a la ganadería extensiva por parte del Gobierno de España. "No puede ser que no esté de acuerdo con la ganadería intensiva y no favorezca la extensiva", afirmó, para pedir al Ejecutivo de Pedro Sánchez que se ponga en la piel del ganadero para abordar el problema del lobo. "No está en peligro de extinción, pero esta poniendo en grave riesgo la ganadería extensiva. No debe seguir por ese camino legislando", afirmó Zoido. Elena Soberón, que también elabora una producción limitada de queso de Arangas tras recuperar una receta de sus abuelos, se mostró satisfecha con el premio. "Es un orgullo y un reconocimiento a la tradición que tenemos detrás, y la ilusión por la que decidimos apostar por este proyecto", señaló. La joven reconoció que desde que empezaron, éste es el momento más complicado. "Los costes están por la nubes", explicó. Quitaron la reciella porque el lobo no les dejaba "una cría viva". "Todo irá a menos mientras no acaben con el problema", alertó. "Son una referencia. Que se les ayude y que no se utilicen criterios ideológicos para impedir que estos proyectos puedan salir adelante", concluyó Juan Ignacio Zoido.

Compartir el artículo

stats