La capital pongueta, San Juan de Beleño, también fue ayer capital del queso con la celebración del XXXVII Certamen de Los Beyos, una edición en la que se pusieron a la venta un total de 190 kilos de este producto lácteo típico de la zona por parte de siete productores artesanos del concejo y de una quesería de Amieva perteneciente a la Indicación Geográfica Protegida (IGP). La mayoría de estos elaboradores afirman que su producción se dedica, sobre todo, al autoconsumo y aseguran que no poseen ganadería propia porque no les sale rentable.

El sector quesero local no se encuentra en el mejor momento, a pesar de que los precios han aumentado hasta los 17 euros el kilo de la pieza de leche de vaca, 20 euros la de cabra y 23 euros la de oveja. "Es necesario promocionar el queso. Somos muy pocos y en la IGP solo quedamos dos", advirtió Salvador Pilar, quien recibió el premio profesional para su quesería La Collada, en Cirieño.

Silvia Yera con el primer premio en la categoría local. Julia Quince

Alejandro Yano y Silvia Yera se hicieron con el primer premio en la categoría local, dada la calidad y el sabor de sus quesos de vaca. Esperanza Alonso y Carlos Tanda fueron tercera y cuarto, respectivamente. A pesar de haber vendido el total de los 20 kilos que llevó a la feria, Yera afirma que no tiene pensado profesionalizarse. "Empezamos hace unos cuatro años y estamos contentos, pero no nos planteamos dedicarnos a esto profesionalmente porque es un sacrificio", explicó.

El certamen contó con el pregón de la presentadora de televisión Ana Francisco, quien alabó el paisaje local y a sus habitantes. Además, se confesó "amante" del queso de Los Beyos, al que calificó como "un queso con nombre y renombre, ancestral, artesano y, sobre todo, riquísimo".