La asociación "Emburria", con sede en Cangas de Onís, lleva dos décadas ayudando y apoyando a personas con diversidad funcional en el oriente de Asturias, una importante labor que cada día llevan a cabo una decena de profesionales. Ayer fue un día de reunión, celebración y emoción con motivo de este cumpleaños, una cita que tuvo lugar en la Finca Villa María y a la que acudió la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez. El acto consistió en la proyección de algunos vídeos, reflejo del trabajo de la asociación, y en el reconocimiento a la ayuda desinteresada de dos importantes colaboradores, la empresa de catering Cocibar y María Prieto.