Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mejor reciella de Asturias y Cantabria se da cita en Posada de Llanes por Santa Lucía

El artesano de "lloqueros" Manuel Platas Santoveña recibe la mención honorífica del evento ganadero, que reunió a un centenar de reses

Uno de los rebaños de caprino de la feria de Posada. | M. V.

Dieciséis ganaderos de distintos puntos de Asturias y Cantabria se dieron ayer cita en la última feria del año, la de Santa Lucía en Posada de Llanes. Reunieron más de un centenar de animales, principalmente cabras, pero con presencia también de ovejas y caballos.

El evento ganadero organizado por el Ayuntamiento de Llanes recuperó gran parte de su poder de convocatoria, aunque los más veteranos afirmaban ayer que nada tenía que ver con las ferias de antaño en el prau de la Rectoral, que es como se conoce al recinto donde se celebra.

Se realizaron transacciones con precios que se situaron entre 100 y 200 euros para las cabras, entre 800 y 1.000 euros para los caballos y poco más de 50 euros para las ovejas. Judith Cabos, ganadera de Lamadrid (Cantabria), fue una de las que vendieron todo el rebaño, de 12 animales. "Siempre venimos a esta feria. El ovino y caprino es donde mejor se vende. Los precios, bien", comentó la ganadera.

El lobo sigue siendo uno de los principales contratiempos que afectan especialmente a la reciella en la zona, pero también al vacuno. "La gente joven tiene afición, pero no se resuelve el problema del lobo y es lo que nos echa para atrás. La gente no compra, porque para saber que te las va a matar el lobo...", comentó el ganadero Manuel Peláez, de Piedra (Llanes). Los precios del pienso también preocupan al sector.

Gloria Mier recoge la placa de reconocimiento a la labor de su marido junto al edil Xuan Valladares, a la izquierda, y Fernando Santoveña. | M. V.

Según explicó el concejal de Agroganadería, Xuan Valladares, la intención del Ayuntamiento es la de "revitalizar" la feria en una momento en el que "ya no son imprescindibles para el ganadero" puesto que tiene otras muchas formas de vender. Entre las novedades introducidas se cuenta el sorteo de tres lotes de material, donados por empresas de la zona, para los ganaderos participantes resultando ganadores Álvaro Amieva, Alfredo García y Fernando Romano.

Además se entregó la primera mención honorífica que se concede a una persona del medio rural y que recayó en Ramón Platas Santoveña, artesano de "lloqueros" (cencerros), de 88 años y vecino de Posada, que no pudo asistir La placa fue recogida por su mujer, Gloria Mier, de manos de Valladares y de Fernando Santoveña, miembro de la asociación de empresarios locales Asepo.

La alcaldesa de Posada, Mónica Salas, denunció haber sido "vetada" por el Ayuntamiento cuando trató de impulsar el evento ganadero. El diputado socialista Ángel Morales y el portavoz municipal Óscar Torre destacaron el papel de Salas, que recordaron "es un cargo electo", y acusaron al alcalde, Enrique Riestra, de "negarse a recibirla y a atender las necesidades de Posada" con asuntos "importantes como la traída de agua".

Compartir el artículo

stats