Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El beso de Favila y Froiluba, la historia de amor del "cómic" labrado en piedra de Cangas de Onís

Las escenas de los capiteles de la portada de San Pedro de Villanueva relatan la pasión del rey astur y su esposa y la tragedia que segó la vida del monarca

15

El beso de Favila y Froiluba, la gran historia de amor y tragedia escrita en piedra en Cangas de Onís P. Tamargo

El monasterio de San Pedro de Villanueva, en Cangas de Onís, monumento nacional nada menos que desde 1907, es un conjunto impresionante enclavado en un paraje de gran belleza que le parece de cuento a quien lo visita por primera vez. Leyendas e historia le sobran al lugar, pero un relato destaca sobre el resto: el que representa el amor y la tragedia del rey astur Favila y su esposa, Froiluba, y que está labrado en piedra en los capiteles de la portada principal de la iglesia. Se trata de varias escenas con la partida del monarca para una jornada de caza, la despedida de los amantes con besos y la lucha posterior con un oso que acabaría con la vida del infortunado Favila.

Vista general del templo. Paula Tamargo

El estado de conservación de estos capiteles es bueno y las figuras se aprecian con total nitidez. Hay, no obstante, un panel informativo junto a la puerta de la iglesia de San Pedro que señala con precisión los motivos y la historia de la que se habla y que merece la pena leer para no perder detalle en la observación. En ese texto a disposición del visitante en la pared, próximo a la puerta de la iglesia, se asevera que estos capiteles "componen el mayor tesoro artístico del monumento" y se confirma que narran "la tragedia del segundo rey astur, Favila, que solo portó la corona dos años, al ser despedazado por un oso durante una cacería, cerca de Cangas".

La portada en la que pueden verse las figuras. Paula Tamargo

De modo muy acertado se refiere a que la historia labrada en piedra es una especie de "cómic" con varias viñetas. "Arranca en la metopa del muro, antaño tapada y redescubierta en el siglo XIX por el pintor Francisco Javier Parcerisa. Según la tradición, muestra a Favila a caballo, con un halcón en la mano, despidiéndose de su esposa, Froiluba, con un beso antes de partir de caza", explica. En el primer capitel, que ha perdido la columna, se ve otro beso de la pareja, con su palacio al fondo. "En la otra cara, parcialmente destruida, el mortal combate entre Favila y el oso, que exhibe sus fauces. El siguiente capitel nos devuelve a palacio, donde Froiluba, con los brazos en jarras, lamenta la muerte del rey y rememora su marcha. La secuencia concluye con el tercer remate, donde de nuevo aparece Favila en brazos de ángeles alados que combaten por su alma frente a un demonio en forma de dragón", explica la información para el visitante acerca de un emocionante relato de amor y bravura como tantos otros en torno a la gran historia de Asturias.

Compartir el artículo

stats