Varios vecinos de Tielve, en Cabrales, denuncian el estado de “aislamiento” y “abandono” en el que se encuentran después de llevar una semana incomunicados sin poder utilizar el teléfono fijo.

El duro temporal que azotaba la semana pasada algunos de los concejos de montaña en el Oriente de Asturias, ha provocado no solo el cierre de carreteras y de colegios, sino también la caída de la luz y de la línea telefónica. En concreto, en la localidad cabraliega de Tielve, algunos de sus vecinos alegan llevar más de siete días sin poder usar sus teléfonos. Es el caso de la madre de Eloína Díaz Campos, quien critica la lenta actuación de las autoridades municipales e insta al Ayuntamiento a agilizar la gestión del problema “Son cosas que pueden pasar uno o dos días, pero me parece vergonzoso que aún no lo hayan solucionado”, dijo.