Avanza la tramitación para que el castro del Cuetu Chicu, situado en el concejo de Onís, se incluya en el Inventario de Patrimonio Cultural de Asturias (IPCA). El Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) de ayer martes recogía la salida a información pública del expediente para que este bien pase a formar parte de ese catálogo. Se cree, por sus características, que está datado en la Edad del Hierro, a falta de estudios más específicos.

La tramitación persigue proteger el castro e incluirlo en el catálogo dentro de la categoría de Yacimiento Arqueológico Inventariado. Se considera que los rasgos físicos del hallazgo prehistórico "coinciden con los modelos castreños regionales de la Edad del Hierro". En la resolución publicada por el Principado de hace un año se explica que se trata de un asentamiento fortificado situado al suroeste de Benia de Onís, la capital del concejo, en un cerro de piedra caliza de 447 metros de altitud con amplias vistas al valle del río Güeña. El yacimiento fue identificado y descrito por Eduardo Pérez -Fernández.

Estos pasos ya definitivos para la inclusión en el Inventario lo inició la consejería de Cultura, Política Lingüística y Turismo del Principado el 12 de enero de 2022, incoando el expediente correspondiente con este objetivo. Estará expuesto al público veinte días, los interesados podrán consultarlo en las oficinas del Servicio de Patrimonio Cultural y podrán presentar alegaciones en el mismo plazo.

En el lugar de este castro se localizó "la ruina de una gruesa muralla y tras ella "una ancha terraza artificial destinada a la ocupación" de entre tres y seis metros de anchura en donde se cree se desarrollaría el hábitat del poblado, según recoge el documento de la resolución y a "falta de estudios específicos su datación puede asignarse al primer milenio antes de Cristo".

La consejería de Cultura consideró necesaria su protección por la "previsible existencia de evidencias arqueológicas relacionadas con su uso". El recinto adquiere una planta ovalada de unas 0,4 hectáreas de extensión. "Constituye el masivo derrumbe de una muralla, cuyos paramentos afloran escalonados en la ladera en parte del recorrido, revelando una anchura de entre tres y cuatro metros y mostrando una mampostería a hueso realizada con bloques irregulares, bastamente canteados, y pseudosillarejos, mientras que el macizo interno se compone de un relleno de cascotes y clastos diversos", indica la descripción del expediente.

Cultura consideró suficiente la documentación incluida en el expediente para definir los valores "que hacen merecedor" el castro del Cuetu Chicu de Onís de la inclusión en el Inventario de Patrimonio Cultural de Asturias. Es el único castro hallado hasta el momento en el concejo. En la resolución de 2022 el Principado ya delimitaba un entorno de protección provisional para el castro del Cuetu Chicu.