Llanes niega errores en el Plan General y lo ve listo ya para la aprobación inicial

El gobierno que lidera Enrique Riestra rechaza la advertencia del Principado sobre los plazos y continúa la tramitación «con normalidad»

Una vista aérea de Llanes.

Una vista aérea de Llanes. / LNE

J. A. O.

«Este Ayuntamiento puede afirmar que no hay errores en la tramitación, puesto que el Plan General de Ordenación (PGO) y el catálogo están listos para aprobar con todos los informes estatales y autonómicos favorables». Así contestó ayer el gobierno llanisco, presidido por Enrique Riestra (Vecinos por Llanes), a las declaraciones del viceconsejero de Infraestructuras, Jorge García, en las que alertaba de deficiencias en la gestación del documento por parte de la administración local, que también habría dejado caducar el plazo de quince meses para presentar el estudio ambiental sin pedir prórroga. Frente a esas advertencias, a través de un comunicado, el Consistorio subraya que no existen esos errores y que el documento «está impreso y dispuesto para su aprobación inicial». 

«El único informe desfavorable o, mejor dicho, condicionado a una serie de correcciones técnicas que está realizando el equipo redactor en coordinación con la Consejería es el de Patrimonio al documento ambiental, no al Plan General. Es decir, el Plan no se va a tocar, ya está hecho», insisten desde el Consistorio.

Respecto al plazo de enero de 2023 para el estudio ambiental, el Ayuntamiento entiende que «el Principado está faltando a la verdad cuando dice que se está incumpliendo, siendo ellos los que, cuatro meses después, siguen enviándonos los informes sectoriales por acuerdo de la Comisión de Urbanismo y Ordenación Territorial de Asturias (CUOTA), los últimos con fecha de 5 de mayo, en los cuales no se advierte de incumplimientos». 

Para la administración municipal, «de admitir un supuesto de incumplimiento de plazos, sería en este caso por parte del Principado, que continúa emitiendo informes dentro de la tramitación del Plan General sin que haya procedido a una suspensión del plazo ordinario». En este sentido, Llanes destaca que «el incumplimiento conllevaría la retirada a nuestro municipio de las competencias en materia de planeamiento urbanístico en una maniobra dudosa. Si desde el 15 de enero de este año, la CUOTA, Urbanismo, Patrimonio, Medio Rural y el Consejo de Gobierno del Principado no han tenido a bien comunicar ninguna cuestión de finalización de plazos y errores, y han seguido tramitando con normalidad el PGO, con sus actos han generado en el Ayuntamiento una confianza legítima en que proseguía su normal discurrir, tal y como puede atestiguar la concejala de Urbanismo, que ha estado en permanente contacto». 

«No podemos apartarnos de la seriedad en el obrar y este gobierno municipal no puede más que continuar con la tramitación del Plan con normalidad», zanja el Consistorio.