Entrevista | Paulo García Díaz Alcalde de Ribadesella por el Partido Popular (PP)

Paulo García: "Apostamos por un parking en altura con 300 plazas junto a la estación de autobús"

"El puente es una obra para muchos años; pediré una entrevista con la Ministra para incluir el carril bici y el paso subterráneo, hay margen"

Paulo García Díaz, en la zona del Espino, con Ribadesella al findo

Paulo García Díaz, en la zona del Espino, con Ribadesella al findo / M.Villoria

M. Villoria

Con 41 años Paulo García Díaz (PP) se ha convertido en el alcalde más joven de la historia de Ribadesella. Encabezó la lista más votada en los comicios del pasado 28 de mayo, la de los populares, que logró cinco concejales de los trece que forman la Corporación. Trabaja en la empresa familiar, estudió Formación Profesional de Electrónica y es presidente del Club Ciclista de Ribadesella. En 2019 entró en la política local. Ha pactado con Foro para dirigir el municipio este mandato y sobre la mesa está la posibilidad de que haya un tripartito bien con Impulsa Ribadesella bien con Vox, aunque tampoco descarta gobernar en minoría.

¿Cómo le está yendo la llegada al Ayuntamiento?

–Poniendome al día de todos los asuntos pendientes, hablando con técnicos, recibiendo a la gente, tratando temas que hay que abordar para el futuro inmediato.Nosotros acabamos de llegar, pero el ayuntamiento nunca se para. Soy nuevo en este papel de alcalde, y creo que haber estado en la oposición cuatro años ha sido bueno para tener una noción de cómo funcionan las cosas. Ahora estoy empezando a tomar decisiones que son necesidades para Ribadesella y van en su beneficio. Así que contento, pero aterrizando.

¿Qué le gustaría cambiar?

– Es fundamental promover acciones que contribuyan a la desestacionalización. La gente quiere trabajar todo el año, no solo tres o cuatro meses. A corto plazo hay que trazar un puente que una la Semana Santa y el verano, y que este se prolongue hasta octubre o noviembre con actividades deportivas, culturales y de otras índole para que la gente venga fuera de temporada alta. El turismo tiene un peso específico en nuestra economía. Es importante potenciar la industria para diversificar.

¿Apuesta por potenciar el polígono de Guadamía?

– Es un área industrial con una localización inmejorable. Está a una hora de Santander y a treinta y cinco minutos del centro de Asturias. Tiene muchísimas posibilidades y queremos que más empresas vengan a asentarse aquí, con facilidades. María José Bode (Foro) llevará la concejalía de Tejido Empresarial para potenciar y dar cobertura a las pequeñas empresas.

¿Cómo lo van a hacer?

–Favoreceremos la gestión de las licencias, potenciaremos el uso de las naves nido, mejorando la conectividad...Queremos estudiar la posibilidad de introducir otros usos puesto que inicialmente solo podia asentarse industria allí.

El plan urbanístico, en tramitación, recoge la previsión de Guadamía Norte al otro lado de la autovía.

–Nunca vimos con buenos ojos que se asentara allí una gran superficie que podría dañar al pequeño comercio, no solo de Ribadesella. O, por el contrario, fracasar y terminar cerrando como ha sucedido en otros concejos.

En breve tendrán que empezar a gestionar los 1,9 millones de fondos europeos para el Plan de Sostenibilidad que incluye el centro de interpretación y aparcamiento lanzadera de Truyes¿Cambiarán algo?

–Estudiaremos si tiene cabida alguna modificación o hay que ser estrictos en lo que se presentó. Asturias está llena de ese tipo de centros y no se mantiene ninguno. El aparcamiento lanzadera sería para momentos muy, muy puntuales. La gente tiende a acercarse al pueblo lo más posible y eso está alejado.

¿Cómo valora la posición túrística de Ribadesella?

–Turísticamente Ribadesella no está donde debería estar, se quedó en el pasado. Hay que actualizar todas las páginas web de del ayuntamiento, poner paneles atractivos y reforzarlo como destino turísrico de calidad desde la concejalía de Turismo de la que se encargará Leticia Cue, con apoyo de personas expertas en el sector.

En 2019 pactaron para gobernar PSOE y Ciudadanos en minoría, el PP se abstuvo y llegó a estar dos años en la Junta de Gobierno

–Queríamos estabilidad para el pueblo y negociamos varios puntos. El PSOE había sido la lista más votada y éramos conscientes de que no se podía bloquear el Ayuntamiento. Fuimos generosos, yo diría que más que eso. Nos abstuvimos y facilitamos la labor del Gobierno de Ramón Canal por el bien de Ribadesella y para que el equipo de gobierno pudiera funcionar.

¿Esperan lo mismo o temen el bloqueo de la oposición?

–Espero que ahora sea recíproco. Yo se como piensa el PP y siempre es en el bien de los riosellanos. Estoy abierto al diálogo siempre.

Solo tienen cerrado el acuerdo con Foro. ¿Habrá tripartito con Impulsa o Vox?

–María José Bode en estas negociaciones fue la persona más coherente, y no pidió nada desorbitado sino acorde con los resusltados. El resto de opciones están sobre la mesa y también la de seguir en minoría. Antes de la investidura no llegamos a ningún otro acuerdo y siempre apostamos por sumar a seis. Hubo poco tiempo. Antes del pleno de organización cerraremos otros acuerdos, o no.

¿Cómo afrontan el problema del aparcamiento en verano en la villa?

–En el aparcamiento de la estación de FEVE, compuesto por dos parcelas, una de ellas de Adif, se quitarán estos días los galibo que impiden entrar a las autocaravanas. Habrá una zona para ellas y otra para los turismos. La opción del área del antiguo autocine no se usa, solo van allí si no les queda otro remedio. El comercio quiere que se acerquen más al pueblo.

¿Qué tienen previsto para la zona rural?

–Impulsaremos una brigada de mantenimiento y habrá una concejalía de Pueblos. Son los grandes olvidados y queremos tener una comunicación fluida con los alcaldes pedáneos.

¿El PP descarta ahora la construcción del aparcamiento en altura en La Atalaya, que antes defendió. ¿Qué proponen?

–Revisando la documentación de concesiones vimos que había una cesión de Puertos al Ayuntamiento del la zona de parking que hay junto a la estación de autobuses. La idea es un aparcamiento en altura allí con una fachada integrada de bajo impacto y con capacidad para unas trescientas plazas. Me gustaría dar prioridad a ese servicio para los riosellanos y visitantes.

¿Cómo se gestionará la intersección de la salida y entrada al aparcamiento con la Nacional 632?

–Habrá que estudiar la gestión de ese cruce bien con semáforos, bien con agentes en la época estival. Cuando pase el tiempo habrá que valorar otras opciones de acceso, como un posible vial desde la zona del centro de Salud.

¿Con las obras a punto de empezar, seguirá reclamando el carril bici y la conexión peatonal subterránea entre los dos paseos?

–Creo que hay margen de maniobra. Solicitaré un encuentro con la Ministra de Transportes para hablar de esa modificación del proyecto. Y si no esperaremos a que cambie el signo político del gobierno central. Es una obra que se hace para muchos años, será más costoso, pero seguro que hay soluciones.

¿Afectarán las obras al tráfico sobre el puente este verano?

–Por las noticias que tenemos las obras no supondrán este verano cortes de tráfico. Eso nos da un poco de margen para hablar con la Ministra.