Ya se conoce el perfil y recorrido de la primera etapa de la Vuelta a España Ultreya Más Sol

Se desarrollará el próximo 6 de julio, con salida del santuario de Covadonga y meta en Moreda de Aller

El santuario de Covadonga, salida de la prueba.

El santuario de Covadonga, salida de la prueba. / J. M. Carbajal

J. M. Carbajal

J. M. Carbajal

La Santina y el majestuoso puente medieval -El Puentón o Puente Vieyu- de Cangas de Onís, serán testigos sin igual del inicio de la quinta edición de la Vuelta la Vuelta a España Ultreya Más Sol, organizada por el Movimiento Ultreya Más Sol, cuyo fin es colaborar con proyectos sociales y ayudar a la dinamización del entorno rural a través del asociacionismo. Y es que la "cuna" de la Reconquista será punto de partida de la primera etapa, de 145 kilómetros de recorrido, con paso por el alto de La Campaña, altu La Garganta y altu San Tirso, finalizado en Moreda de Aller.

Allí, en el Real Sitio de Covadonga, el próximo 6 de julio, un grupo de mujeres y hombres se dispondrá a repetir la historia, en este caso pedaleando en bicleta de carretera y por una buena causa. Otra cruzada, como las historicas de antaño, la reconquista de los pueblos, del mundo rural, de las tradiciones, de las señas de identidad, de la memoria del tiempo depositada en las materias primas de generación en generación.

El Cantábrico grabará los recuerdos de cada uno de los ilusionados expedicionarios y la montaña asturiana los engullirá para mostrarles el verdor de la exuberante naturaleza de estos lares. Etapa de belleza única con la que comenzará el homenaje a las materias primas de España con las leches asturianas, la sidra y la importantísima tradición minera.

La experiencia dice, según los organizadores, en la que los cicloturistas van a rodar juntos por primera vez, resulta una etapa difícil para que el grupo funcione de la forma más eficiente posible. Desde Covadonga a Moreda, la presencia de acompañantes, las constantes subidas y bajadas y la falta de coordinación, hará que el objetivo de este día sea ahorrar toda la energía posible; guardar todas las fuerzas necesarias, para lo cual, la estrategia más coherente sería pedir la colaboración de los ciclistas acompañantes en esta jornada.