La AS-114, en Peñamellera Alta, abrirá un carril al tráfico la próxima semana: este es el estado en el que se encuentran las obras

El PP denuncia que la carretera lleva cerrada siete meses, con graves trastornos para vecinos y usuarios

Obras en la AS-114, en el concejo de Peñamellera Alta

Obras en la AS-114, en el concejo de Peñamellera Alta / R.J.Q.

J.Quince

La Consejería de Fomento ha concluido las actuaciones en la ladera de la AS-114 a la altura del kilómetro 38,4, en el concejo de Peñamellera Alta. El avance en los trabajos en la carretera que une Arenas de Cabrales con Niserias permitirá abrir al tráfico un carril regulado por semáforos la próxima semana. La previsión es que la intervención esté totalmente finalizada en el mes de julio.

Precisamente, hasta el lugar donde se inicia el corte de carretera en Cabrales, se desplazaron este lunes los diputados del PP Cristina Vega y José Felgueres, junto al alcalde de Peñamellera Baja, José Manuel Fernández, y el portavoz del PP de Cabrales, Francisco González. Allí denunciaron el trato "inadmisible" que sufren los vecinos y usuarios de la vía y que lleva siete meses cerrada.

"Se suponía que o iba a ser un corte total, si no que iba a haber momentos del día en que la carretera estaría abierta. Primero se dijo que hasta abril, luego hasta mayo y ya estamos a mediados de junio", resaltó Vega. La portavoz popular de Infraestructuras recordó que el pasado mes de noviembre, cuando empezaron los cortes, se hablaba de diez días.

Por la izquierda, los diputados del PP regional, José Felgueres y Cristina Vega, el portavoz del PP de Cabrales, Francisco González y el alcalde de Peñamellera Baja, José Manuel Fernández

Por la izquierda, los diputados del PP regional, José Felgueres y Cristina Vega, el portavoz del PP de Cabrales, Francisco González y el alcalde de Peñamellera Baja, José Manuel Fernández / R.J.Q.

Desde el Principado señalan que las obras realizadas en la carretera alcanzan ya una ejecución del 88 por ciento y la cuantía ejecutada hasta el momento se sitúa en más de 2,7 millones de euros, aunque en total alcanzarán los tres millones. En estos momentos, las obras se centran en la reposición de los bordillos y cunetas, así como la colocación de la canalización de fibra óptica.

Posteriormente, en el tramo afectado por las obras, se procederá a la rehabilitación del voladizo, reforzando la estructura metálica y se pavimentaría la vía mediante una capa de aglomerado. También se llevará a cabo el pintado de las marcas viales y la instalación de barreras de seguridad y pretiles.

La estabilización de la ladera ha sido un proceso "complejo", destacan desde el Principado, ya que fue necesario utilizar para ello drones y un helicóptero. La intervención comenzó con las labores de saneamiento de la pared rocosa por parte de especialistas en trabajos en altura e incluyó desbroce, limpieza y la retirada de piedras y árboles.

En la zona baja del talud se han instalado varios tramos de barrera dinámica de protección, que cubre una longitud aproximada de 300 metros, unas en galería y otras verticales. Además, se ejecutaron casi mil metros cuadrados de zonas embolsadas de malla de acero de alta resistencia, fijadas mediante bulones y cables.