Exigen retirar los pigargos soltados en Asturias y abandonar el proyecto para su reintroducción en España

"Este superdepredador puede ocasionar graves problemas a la conservación de especies amenazadas de nuestra fauna", alerta la Coordinadora Ecologista d’Asturies

Un pigargo europeo captura un pez.

Un pigargo europeo captura un pez. / Christoph Müller

Ramón Díaz

Ramón Díaz

Los representantes de los gobiernos asturiano, cántabro y gallego en el Comité de Flora y Fauna Silvestres retiraron el pasado mes de marzo su apoyo al Proyecto de introducción del Pigargo en Asturias. A raíz de esta decisión, la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies solicitó al Principado la retirada del medio natural de los pigargos liberados hasta ese momento.

"Si se ha considerado que la introducción de la especie no es viable, debido entre otras causas a las probables interacciones negativas con la fauna autóctona, deberían capturarse las aves liberadas hasta el momento para evitar esas interacciones. Nuestra petición no ha sido tenida en cuenta y a día de hoy, meses después, las aves siguen libres", ha señalado el colectivo conservacionista.

"Desde la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ya habíamos mostrado a los gobiernos asturiano y español nuestra completa oposición al proyecto de introducción de esta especie. El pigargo europeo (Haliaeetus albicilla) es un águila de gran tamaño que se alimenta de peces, aves y mamíferos y que no está amenazada. Por el contrario, su población está en aumento a lo largo de su enorme área de distribución, que se extiende por Europa central y occidental y la mayor parte de Asia", ha destacado.

Interacción entre un pigargo y la quebrantahuesos "Mónica".

Interacción entre un pigargo y la quebrantahuesos "Mónica". / Orlando Miranda

Según la coordinadora, no hay "ninguna evidencia" de que el pigargo europeo haya sido una especie reproductora en España. "Su presencia es accidental en nuestro país y siempre en época invernal, por lo que su introducción no obedece en modo alguno a criterios de conservación de la especie". Por el contrario, la Coordinadora entiende que la presencia en este entorno de un "superdepredador" como el pigargo puede ocasionar "graves problemas a la conservación de especies amenazadas de nuestra fauna, bien por la competencia directa con ellas o bien por depredación sobre las mismas".

Aunque la promotora del Proyecto Pigargo, ha declarado en varias ocasiones que no se han producido interacciones entre los pigargos liberados y especies protegidas, "a nuestro entender esa es una afirmación carente de todo rigor, puesto que las aves vuelan libres y se desconoce lo que hacen en cada momento. De hecho tenemos noticia, documentada con fotos de un encuentro ‘poco amistoso’ entre Mónica, uno de los quebrantahuesos liberados por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) y uno de los pigargos introducidos".

Más recientemente, esta primavera, la Coordinadora ha recibido información documentada fotográficamente sobre un ataque de uno de estos pigargos a un águila pescadora invernante en la ría de Villaviciosa. "Después de este ataque ha dejado de verse al águila en la reserva", ha destacado el colectivo.

El Proyecto Pigargo se está llevando a cabo con aves procedentes de Noruega que son liberadas en el concejo de Ribadedeva. En la actualidad hay más de veinte pigargos liberados. "Como hasta el momento presente no tenemos noticias de que se haya actuado en el sentido de capturar a estas aves, volvemos a reiterar nuestra petición al Principado, solicitando también el desmantelamiento de las instalaciones que el proyecto tiene en la costa de Pimiango (Ribadedeva) en suelo de la Demarcación de Costas", ha concluido la coordinadora.