Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramón Díaz

Orientalia

Ramón Díaz

El hospital del Oriente y el tetu

Las autoridades sanitarias asturianas llevan catorce meses tirando del tetu. Entiéndase: a mediados del mes de junio de 2015, el Gobierno del Principado anunciaba a bombo y platillo que iba a comprar un nuevo mamógrafo para el hospital del Oriente, que costaría más de 200.000 euros. Y lo compró, vaya que si lo compró. No pasan dos días sin que los dirigentes de la Consejería de Sanidad nos restrieguen por la cara a todos los habitantes del Oriente que compraron el dichoso mamógrafo, que bienvenido sea, dicho sea de paso, porque el anterior era antediluviano. Total, que si alguien denuncia que no hay pediatras... mamógrafo. Si se critican las carencias en pediatría... mamógrafo. Si se indican las deficiencias en Oftalmología... mamógrafo. Derivaciones... mamógrafo. Ambulancias... mamógrafo. Anestesistas... mamógrafo. A veces da la impresión de que en el hospital de Arriondas hay trescientos mamógrafos de tanto tirar del tetu.

Compartir el artículo

stats