Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Se busca a Julio Tamés

La presencia del jefe de gabinete de la Delegación del Gobierno en Asturias en la candidatura a un Ayuntamiento zamorano

Aunque parezca una broma, en un pueblo de Zamora, Rabanales de Aliste, están buscando a Julio Tamés actual jefe de gabinete de la delegada de Gobierno en Asturias, miembro destacado de la FSA y del PSOE llanisco.

Y ustedes se preguntarán ¿qué tiene que ver este señor con Rabanales de Aliste? o ¿Dónde narices está Rabanales de Aliste? Ignoro por qué razón se presentó por las listas del PSOE para ocupar un cargo en el Ayuntamiento de dicho pueblo, pero una de las cosas que resulta intolerable es que, tras la renuncia del número uno de la candidatura ◘–¡hoy director general en el Gobierno del Principado!– ese Ayuntamiento no pueda completar su corporación municipal porque Julio Tamés no se ha dignado a recoger el acta ni a renunciar a ella.

Es intolerable engañar a los vecinos y despreciable el comportamiento sectario de quien se presta a ser usado para desprestigiar la política municipal. Desde la perspectiva de un partido localista como lo es VecinosxLlanes, es un insulto de tal magnitud que solo puedo expresar mi repulsa a quien usa esos métodos, a mi modo de ver antidemocráticos .

¿Qué ha pasado en este país para que aceptemos esto como si no pasara nada? ¿ Qué piensan los votantes de este partido que en Asturias manda paracaidistas, como si de una guerra se tratase, para reírse de esta forma de los ciudadanos?

Todo un director general, todo un jefe de gabinete, todo un dirigente de la Federación Socialista Asturiana (FSA), todo una farsa. Todo despreciable. Así no se juega a la democracia señores. Desde el respeto profundo que tengo por mis vecinos; desde el honor que es para mí ocupar el cargo de Alcalde; desde lo que siento que significa servir a tus ciudadanos desde un Ayuntamiento, me permito, ante este hecho deleznable, parafrasear a una gran persona y político de este país , José Antonio Labordeta: “Váyanse a la mierda”.

Y es que, con sus maniobras fuera de toda ética, han conseguido, como dice la noticia publicada en LA NUEVA ESPAÑA, que 71 personas voten para ser concejal a alguien que no solo no conocen sino que no se digna ni a ir a recoger su acta. Esto nos tiene que llevar a reflexionar sobre varias cosas, como la forma empresarial con que un partido trata a sus empleados, y cómo se ve a los ciudadanos como clientes.

Así pues, solo me quedan dos cosas por decir: Una, que el partido que hace esto se vaya a donde dijo Labordeta y dos, que Julio Tamés se vaya a Rabanales de Aliste, recoja su acta que es lo mínimo que tiene que hacer, y se ponga a trabajar por ese pueblo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats