Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Se fue un gran alcalde y un gran amigo

Adiós a un hombre que forma parte de la historia de Cangas de Onís

Se va un amigo y parte de la historia de Cangas de Onís. Fue alcalde por UCD en el primer mandato de la democracia, tuve el honor de pertenecer a esa Corporación como edil y portavoz de AP, distinto partido pero sin perder nunca el norte.

La amistad puede perdurar toda la vida, si tú quieres. Cuando salíamos de los plenos, después de discusiones acaloradas y posturas enfrentadas, siempre nos íbamos a tomar algo juntos, algo que les parecía mal a sus compañeros de partido. Esto ya lo hacíamos antes de entrar en política, y lo seguíamos haciendo pesara a quien pesara. Teníamos esa buena costumbre, a veces se juntaban las comidas con las cenas, una muy buena tertulia amenizada con Fino Quinta, se unían también Prada, Toño (los dos exalcaldes de esta ciudad) Oscarín el del Ventura y alguno más.

Luis Miguel Ortiz Cortés, qué gran personaje, nada presuntuoso, con aire de señorito andaluz, un señor de los pies a la cabeza, amigo de todo el mundo, cariñoso, espléndido, ameno, de los que uno se siente orgulloso de ser su amigo.

Todavía guardo en la retina la visita del Rey a Cangas de Onís, donde quedaste como todos esperábamos, inmejorable; sin duda, el mejor alcalde de Asturias.

Luis Miguel se fue a los 91 años. Vivió como él quiso, siempre bien. Mis condolencias y mi cariño para Emma, hijos y nietos, todos encantadores, “los genes no se perdieron”.

Te recordamos como te mereces, con mucho cariño.

Compartir el artículo

stats