Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Toni Silva

A marea baja

Toni Silva

La gruesa línea azul

La rayona pringa las baldosas de la parte nueva y el empedrado del casco antiguo, que añade así un nuevo deterioro al que ya presenta su pavimento

La “delgada línea roja” de la película era un concepto moral y por eso era invisible, pero la gruesa línea azul que nos han pintado en las calles de la villa de Ribadesella responde a un concepto ordenancista y por eso la han debido pintar tan gorda y visible, no vaya a ser que la ordenanza pase desapercibida y acabe cayendo en el olvido, que es lo que se merece.

Al menos podían haber utilizado una pintura que no dejara huella, como el spray de los árbitros, pero estas marcas podrían quedar ahí más tiempo que el que van a durar en sus puestos los que mandaron pintarlas.

La ordenanza municipal, corregida y publicada en el BOPA del 20-4-2021, no dice que el Ayuntamiento tenga que pintar en las aceras rayas ni otra cosa, por lo que habría que considerar esta iniciativa como una ocurrencia o un exceso de celo del Consistorio, que parece haber excedido lo reglamentado su propia ordenanza.

Y no se han andado con chiquitas: la raya, ancha y azul como un brazo de mar, surca las aceras de la villa y castiga a los hosteleros y a los clientes, pero también a los transeúntes, pues no es agradable para nadie (supongo que para los invidentes tampoco) transitar por el medio de los parroquianos que están en las mesas. El remedio es peor que la enfermedad, pues daña más que beneficia, y encima estropea la imagen de la villa, pues la rayona pringa las baldosas de la parte nueva y el empedrado del casco antiguo, que añade así un nuevo deterioro al que ya presentan su pavimento roto por mil sitios y sus piedras tan groseramente rayadas en el año 2019.

Si en algunas villas se puede ver una línea a cierta altura con el rótulo “hasta aquí llegó la inundación del año tal”, en Ribadesella se podrá ver a partir de ahora una banda azul en el suelo que nos estará diciendo algo como esto: “Hasta aquí llegó la inundación de ordenancismo de 2021”.

Compartir el artículo

stats