Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

J. M. Carbajal

EL PUENTÓN

J. M. Carbajal

Club Piragüismo Sella: premio al buen trabajo

Las numerosas distinciones en la Gala de Asturias 2022

El grupo, posando. J.M.Carbajal

El Club Piragüismo El Sella iniciaba su andadura en el año 2004, merced al tesón de un pequeño grupo de amigos, con Elías Prieto Pendás (Q.E.PD.) a la cabeza, con el objetivo promover e impulsar el piragüismo de base. Transcurridos tres lustros del arranque de aquel proyecto, gracias al buen trabajo despachado, comienza a recoger sus frutos y, como botón de muestra, los premios que recibirá en la Gala del Piragüismo Asturiano que tendrá lugar este viernes, 9 de diciembre, en el restaurante Amandi, en Villaviciosa.

La entidad deportiva radicada en la villa marinera de Ribadesella será distinguida como mejor club del año y también se llevará el galardón al mejor técnico, en este caso Alberto Llera Blanco; mejor palista senior kayak, Walter Bouzán Sánchez; mejor sub-23 kayak, Ernesto Goribar Echevarría; Celia Llera Serrano, mejor cadete B kayak; Candela Obaya García, mejor Infantil A kayak; Román Valdés Serrano, mejor benjamín B minikayak; y Fruela Velasco Benavides, mejor pre-benjamin minikayak.

Escribir del Club Piragüismo El Sella es hacerlo de un club que apostó desde el primer instante de su fundación por el deporte de iniciación, en este caso concreto en la disciplina de la pala y la kayak, sin olvidar la canoa. Bien es cierto que muchos de los éxitos de estas temporadas han llegado, a nivel individual, de la mano del incombustible campeón Walter Bouzán Sánchez, una leyenda y espejo en el que pueden mirarse todos aquellos chavales que comienzan a dar sus primeras paladas en la ría del Sella. Trabajo, tesón, esfuerzo y sacrificio son las máximas, como en la vida. misma.

En la recién finalizada campaña, tras la pandemia, el Cub El Sella volvía a reeditar sui victoria por escuadras en el Descenso Internacional del Sella -la anterior sería en 2019-, a la que añadiría en Regional de surfski, competición ésta celebrada en Ribadesella. A ello deben sumarse los notables resultados cosechados en infinidad de pruebas por los palistas de las categorías inferiores, tanto dentro como fuera de la comunidad autónoma, lo que pone de manifiesto que cuando las cosas se hacen bien es factible lograr los objetivos marcados. Y en el Sella todo marcha encauzada en la búsqueda de nuevas metas con grandes y prometedores valores en alza: Ernesto Goribar, Alberto y Celia Llera Serrano, entre otros.

A un lado su potencial como club de cantera, hay que destacar el afán de sus dirigentes, con Alberto Llera Blanco a la cabeza, enfrascados en organizar competiciones que se han ganado un enorme prestigio en un escaso periodo de tiempo. Me refiero en este caso concreto al Trofeo Mini-Sella, la carismática prueba de Promoción que desde hace poco más de tres lustros se viene desarrollando en fechas cercanas al Descenso Internacional en la ría riosellana. Todo un espectáculo para los peques “selleros” y que cada edición gana más adeptos. Bien que se lo han currado y bien que se están haciendo las cosas, aunque, a veces, necesiten algo más de ayuda y colaboración.

Gestionar un club en los tiempos que corren no es fácil y sobremanera cuando hablamos de un deporte que pide mucha dedicación -no sólo en verano-, como es el piragüismo. Encima, se trata de un deporte mal llamado minoritario, aunque en Asturias, y más concretamente en el Oriente, tiene enorme arraigo. De ahí, sin menospreciar a otros deportes, el mérito que tienen esos directivos que, con ayuda de algunos padres y madres, siguen tirando del carro para que sus hijos e hijas puedan disfrutar de la práctica piragüistica.  

Con estas líneas quiero reconocer y aplaudir la labor despachada por todos los que de una u otra forma emplear su tiempo de ocio en dedicarlo a impartir los valores del deporte a los niños y niñas. No todos llegan a la cúspide, no todos suben al podio en las grandes citas, no todos reciben suculentos premios,........ Pero, lo más importante, desde pequeños aprenden a competir, a relacionarse, a socializar, hacen amistades, se forman como personas, conocen nuevos sitios y lugares. Hoy, en este caso, toca elogiar a toda la “familia” que configura el Club Piragüismo El Sella, de Ribadesella.

 ¡¡Enhorabuena a todos y todas!!

Compartir el artículo

stats