01 de octubre de 2007
01.10.2007

Los Servicios Sociales denuncian la falta de plazas en residencias de ancianos

La concejala Belén Fernández asegura que el Gobierno regional autorizó durante el primer semestre sólo 10 de las 205 solicitudes tramitadas

01.10.2007 | 02:00

Marta PÉREZ


El Ayuntamiento de Oviedo demanda al Principado la concesión de más plazas en residencias dependientes de la Administración regional. De las 205 solicitudes que han tramitado en el municipio los Servicios Sociales en lo que va de año, Establecimientos Residenciales de Asturias (ERA) ha concedido diez ingresos. Los ingresos de los años 2005 y 2006 son aún más bajos. En el año 2005 se tramitaron 244 solicitudes y en 2006, un total de 316. En los dos años el ERA concedió 21 plazas.


La concejalía de Servicios Sociales ha manifestado su «preocupación» respecto a estos datos, a la vez que denuncia «el fracaso de la política socialista del Gobierno del Principado, que son quienes tienen la responsabilidad política de que nuestra región, y también Oviedo, disponga de geriátricos suficientes para atender las necesidades de nuestros mayores», en palabras de la concejala delegada de Servicios Sociales, Belén Fernández Acevedo.


El Ayuntamiento de Oviedo «se ha visto en la obligación» de tratar de ofrecer alternativas a esta situación, según ha explicado la edil, «para cubrir las necesidades de nuestros mayores». Entre estas alternativas se encuentran las viviendas tuteladas y las residencias concertadas. «Vienen a cubrir una de las necesidades básicas de la persona, procurando un marco de convivencia adecuado, ante la ausencia de un entorno familiar idóneo, la insuficiencia de recursos personales o la inadecuación de estos recursos para mantener la vida autónoma de la persona», explica Fernández Acevedo.


El Ayuntamiento de Oviedo dispone de una reserva de 42 plazas en cuatro geriátricos de titularidad privada. La concesión de esta prestación es de carácter temporal, hasta que el usuario sea adjudicatario de una de las plazas en residencias de ERA.


Por su parte, las viviendas tuteladas para personas mayores son un recurso de alojamiento para personas que superan los 60 años. «Debido a diferentes situaciones deben optar por dejar su domicilio», concreta la concejala de Servicios Sociales, «aunque aun necesitando determinados apoyos tienen suficientes capacidades y autonomía», añade. Estas viviendas intentan reproducir un ambiente familiar, de manera que cada persona pueda mantener un sistema de vida similar al que tendría en su propio hogar.


El Ayuntamiento tiene dos viviendas tuteladas con una capacidad de catorce plazas, de las que en la actualidad ocho están cubiertas. Durante el primer semestre de 2007 se han registrado cuatro altas. «El objetivo general es posibilitar a las personas mayores con graves problemas de vivienda o de conflicto familiar un alojamiento alternativo tutelado que les posibilite permanecer en su entorno, evitando el desarraigo y favoreciendo la integración en la comunidad», abunda Fernández Acevedo a propósito de las viviendas tuteladas del Ayuntamiento de Oviedo.


Por último, la concejala sostiene que el reglamento de funcionamiento de los Servicios Sociales «establece que la competencia del Ayuntamiento en materia de alojamientos sólo consiste en la colaboración con la Administración competente, en este caso el Principado».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook