01 de abril de 2008
01.04.2008
40 Años
40 Años

Cuando la mató convivía con otra mujer, con la que después tuvo un hijo

01.04.2008 | 02:00

Oviedo, I. RONZÓN


José Carlos Augusto Braga asegura que mató a Isaura Pascual por celos. Que los celos, al saber que ella se veía con otra persona, le cegaron hasta hacerle acabar con su vida. Pero él, según reconoció ayer ante el fiscal Gabriel Bernal, no sólo mantenía una relación con otra mujer cuando cometió el crimen, sino que convivía con ella mientras Isaura estaba refugiada en la casa de acogida.


Esta relación extramatrimonial, admitió, duraba ya más de un año y, a día de hoy, se mantiene. De hecho, José Carlos ha tenido un bebé recientemente fruto de esta unión, que nació cuando él ya estaba internado en la prisión de Villabona por la muerte de su mujer.


Durante el juicio, José Carlos Augusto descartó que tuviera algún problemas con las drogas (que hubieran podido influir en su comportamiento) o con el alcohol, aunque sí dijo que «cuando bebía, bebía». Tampoco estuvo nunca a tratamiento por posibles problemas psicológicos.


Isaura Pascual falleció del golpe que recibió en la cabeza con la piedra de 15 kilos que le arrojó el acusado y le aplastó el cráneo. No obstante, según desveló la autopsia, la mujer hubiera fallecido igualmente por las heridas que le provocó el acusado con un cuchillo de cocina que la Guardia Civil encontró roto en la cantera donde se cometió el crimen. Ayer se le mostró durante el juicio y él, sin perturbarse, no lo reconoció como suyo. Se limitó a mirarlo, impasible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook