13 de abril de 2008
13.04.2008
 

El «martillo» de Santa Ana aprende solfeo

13.04.2008 | 02:00

El Ayuntamiento de Oviedo remitirá mañana a la Consejería de Cultura el proyecto definitivo de la Escuela Municipal de Música, que hubo de ser modificado porque el anterior no se adaptaba a las necesidades del edificio. El proyecto deberá pasar ahora el trámite del Consejo de Patrimonio. La idea es que el proyecto, cuyo presupuesto asciende a 4,5 millones de euros, comience a ejecutarse este mismo año. La inversión será bianual y continuará en 2009. El documento que será remitido a la Consejería de Cultura del Principado plantea la construcción de un edificio mixto en el «martillo» de Santa Ana, que albergue las dependencias de la Escuela Municipal de Música y también las oficinas del Arzobispado de Oviedo.

El Ayuntamiento presentará mañana a la Consejería de Cultura el proyecto de la Escuela Municipal de Música de Oviedo, en el «martillo» de Santa Ana, para su aprobación en el seno del Consejo de Patrimonio. El presupuesto de ejecución material del proyecto asciende a 3,2 millones de euros, y el presupuesto de ejecución por contrata, a 4,5 millones de euros, una inversión bianual cuya primera partida se incluirá en el plan de inversiones del presupuesto de este año, cuando está previsto que comiencen las obras.
El proyecto del edificio que se presentará a Cultura para su tramitación ha sido redactado por los servicios municipales de Urbanismo y suscrito por el arquitecto de servicio del Ayuntamiento de Oviedo, César Fernández Cuevas. El proyecto es fruto del convenio suscrito por el Ayuntamiento de Oviedo con el Arzobispado para la construcción de un edificio mixto que albergue actividades de ambas instituciones: la Escuela Municipal de Música y las oficinas del Arzobispado. La actuación afecta a dos edificios incluidos en el catálogo urbanístico del concejo de Oviedo.
El proyecto que presentará el Ayuntamiento a Cultura modifica uno anterior, del arquitecto Manuel Calvete Llamas, que mantenía la fachada del edificio actual, cuya adaptación fue imposible, por lo que se decidió elaborar una nueva actuación. El nuevo proyecto reserva 2.080 metros cuadrados para la Escuela de Música y 1.511 metros para las oficinas del Arzobispado.
La escuela ocupará cuatro plantas, lo mismo que las dependencias arzobispales, dos de ellas bajo rasante. La Escuela Municipal de Música ocupará la planta sótano número 1, con una superficie de 85,11 metros cuadrados; la planta baja, con una superficie de 488,38 metros cuadrados; la primera planta, con una superficie de 387,22 metros cuadrados; la segunda planta, con una superficie de 651,93 metros cuadrados; y la planta bajo cubierta, con una superficie de 308,08 metros cuadrados, destinada a las dependencias de la escuela.
Por su parte, las oficinas del Arzobispado de Oviedo se distribuirán en la planta sótano número dos, que ocupa una superficie de 725,57 metros cuadrados; la planta sótano número uno, de 55,10 metros de superficie; la planta baja, con un espacio reservado de 214,73 metros cuadrados; y la primera planta, con una superficie de 275,92 metros destinada a las oficinas.
A la Escuela Municipal de Música se podrá acceder, una vez construido el edificio, desde la calle Santa Ana. En cuanto a las dependencias que albergará, el proyecto recoge que contará con un vestíbulo, un salón de actos con capacidad para más de cien personas, cinco aulas insonorizadas, despachos, dos salas instrumentales insonorizadas, una sala de informática, un cuarto oscuro, un aula de tutorías, una sala de profesores, aseos y almacenes en cada planta, una sala de calderas y comunicaciones verticales.
Por su parte, las oficinas del Arzobispado tendrán independencia funcional y física con las de la Escuela Municipal de Música. El acceso a este espacio será desde el patio del Palacio Arzobispal, aunque también será posible el acceso desde las calle Santa Ana y Canóniga. Las oficinas del Arzobispado albergarán un garaje con aparcamiento para al menos 16 vehículos, un almacén, un local para archivo, otro local para una imprenta, cuartos de instalaciones y calderas, comunicaciones verticales entre las plantas, y oficinas y aseos en las plantas destinadas a uso y estancia de las personas, entre otros espacios.
Por otra parte, los aspectos constructivos responderán a un concepto de calidad adecuado con el entorno. De este modo, se utilizará piedra natural caliza en color negro para las fachadas del edificio y paramentos interiores de la misma piedra que en los exteriores, y también en las zonas nobles. Se aplicará a la fachada del edificio un tratamiento antipintadas. Las cubiertas llevarán teja tradicional en los faldones visibles. Las carpinterías exteriores serán metálicas, en tonos mate, con doble acristalamiento e insonorización. La portería será de madera de abedul en los frentes.
Además, las dependencias de la Escuela Municipal de Música dispondrán de un sistema de climatización, mientras que el resto de las dependencias contarán con instalación de calefacción. También se prevé la insonorización de las aulas destinadas a actividades musicales, incluso las puertas de acceso a estas dependencias, según recoge el proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook