15 de abril de 2008
15.04.2008
 

Santa Bárbara trata de acelerar el proceso de la negociación del plan de futuro para La Vega

15.04.2008 | 02:00
Trabajadores de La Vega, a las puertas de la fábrica.

Santa Bárbara Sistemas insiste en la fusión de las fábricas de La Vega y Trubia, para así liberar los miles de metros cuadrados que la factoría ovetense ocupa en el corazón de una ciudad. La reunión mantenida ayer en Madrid entre la dirección de General Dynamics, firma propietaria de Santa Bárbara Sistemas, y los representantes de los trabajadores para abordar el plan de futuro de la compañía dejó una cosa clara: la empresa no va a cambiar sus planteamientos de inicio. Santa Bárbara Sistemas quiere dinamizar el proceso negociador para arreglar la situación cuanto antes, pero evita dar fechas.
Los planteamientos de la empresa pasan por lo que desde la misma se denomina «adecuar los espacios físicos», «adecuar las plantillas para reducir el personal ocioso», y «rejuvenecerlas», «realizar inversiones y desinversiones para mejorar la productividad y eliminar los costes innecesarios» y «replantear los sistemas organizativos». Desde la empresa se asegura que estas medidas permitirán «aumentar la productividad, mejorar la competitividad y asegurar el futuro».
Así, Santa Bárbara Sistemas mantiene su idea de trasladar a Trubia al personal y las líneas de producción que no sean llevadas a la planta de La Coruña. Entre medias se llevará a cabo una regulación del número de trabajadores. Para Amador García, líder de UGT en la fábrica de La Vega, la reunión de ayer «es otro capotazo» por parte de Santa Bárbara Sistemas. Para el sindicalista el plan de futuro que quiere sacar adelante la empresa «es una consecuencia del fracaso total y absoluto de la privatización». «Cada vez se confirma más que la llegada del americano ni aporta ni aportará nada», apuntaba García.
El líder sindical entiende que General Dynamics sigue incumpliendo su promesa de captar carga de trabajo para las factorías españolas. «La viabilidad de la empresa sigue dependiendo del compromiso del Gobierno y de sus encargos», apuntaba García en referencia a los pedidos con los cuenta Santa Bárbara Sistemas, la mayor parte de ellos emanados desde el Ministerio de Defensa. García opina que con la privatización «hemos perdido siete años» para buscar un futuro mejor para la actividad fabril de los complejos armamentísticos. «El único compromiso es que vamos a seguir reuniéndonos, de lo que se deduce que no tienen nada que aportar», aseveraba Amador García. «Lo único que parece preocuparles es la liberación de los terrenos, curiosamente los más valiosos. Es llamativo. Ninguna inmobiliaria del país habría hecho algo distinto a lo que plantean», explicaba sobre la intención de Santa Bárbara de liberar los terrenos ovetenses de La Vega y trasladar las factorías de La Coruña y Palencia de sus emplazamientos actuales. Con estos ingredientes, al sindicalista le parece que «no se puede ser optimista porque sería engañar a la gente». Mientras, Raúl Álvarez Arango, líder en la factoría de Trubia por CC OO, afirmaba tras el encuentro que «no hubo nada nuevo. Han planteado lo mismo que hasta ahora». Los sindicatos se mantienen a la espera. «La empresa sigue con los mismos planteamientos, pero sin entrar a valorar nada», zanjó.
«Lo único que parece preocuparles es la liberación de los terrenos»
«La empresa nos sigue planteando lo mismo, pero sin entrar a valorar nada»

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook