04 de mayo de 2008
04.05.2008

Los niños tuvieron su pequeño reino de diversión en el Campo San Francisco

04.05.2008 | 02:00

E. F. -P.

La feria de la Ascensión ha reservado un pequeño reino para los niños en el corazón del Campo San Francisco, entre los expositores de la Losa y el mercado tradicional del casco antiguo. Allí los pequeños, menos interesados en la etnografía y la cultura popular, sacan provecho a estos días festivos revolcándose en la piscina de bolas, subidos en un trenecito que les pasea por el parque, saltando en los juegos hinchables o disputando carreras en la pista de karts. Para ellos también hay juegos de magia, títeres y teatrillos y contadores de cuentos.


«La granja del parque», gestionada por la misma empresa que está al frente del Palacio de los Niños, permanecerá abierta hasta esta tarde. Lo ha estado todos los días desde que se inauguró la feria de la Ascensión, a partir del mediodía y hasta las dos de la tarde por las mañanas, y de cinco a nueve por la tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook