11 de mayo de 2008
11.05.2008
 
GLoria campos
Directora General de la Escuela Internacional de Protocolo
 

«El palacio de Calatrava dará un espaldarazo a la economía de la ciudad»

«El protocolo también puede contribuir a potenciar la sostenibilidad»

11.05.2008 | 02:00
Gloria Campos, en el auditorio Príncipe Felipe.

Pablo GONZÁLEZ

Gloria Campos (Huelva, 20-7-1961) cuenta con veintiséis años de experiencia en el campo del protocolo y en la organización de grandes eventos tras trabajar para distintas administraciones públicas y privadas. La directora general de la Escuela Internacional de Protocolo repasa lo sucedido a lo largo de las Jornadas de protocolo, que ayer concluyeron en Oviedo.


-¿Qué conclusiones ha sacado tras estas jornadas?


-Muchísimas. Una de ellas es que el protocolo es una profesión muy actual bajo la que se concibe una nueva forma de organizar eventos de forma integral. La profesión está avanzando a pasos agigantados, en la misma línea de la sociedad, aplicando técnicas muy vanguardistas. El acto con más valor es aquél cuya organización parte de la imaginación y creatividad para hacer llegar a los invitados las sensaciones, emociones y los objetivos que se buscan. Los eventos tienen que tener sentido, alma y contenido.


-¿Qué hace falta para cumplir con estas premisas?


-Hay que ser buenos profesionales y contar con una buena formación que contenga distintas disciplinas. Ya no sólo se habla de protocolo, sino de producción, de escenografía, comunicación o seguridad. Todo esto hace posible que al final el evento cumpla con los objetivos marcados.


-También han hablado de eventos sostenibles.


-Una de las cosas por las que apostamos en la escuela con absoluta convicción es que el protocolo puede contribuir y favorecer a la sostenibilidad. Como responsables de eventos tenemos que exigir prácticas sostenibles, por ejemplo, contratando hoteles que tengan políticas medioambientales u optar por restaurantes de la zona para potenciar las economías locales, no importando productos ajenos a las localidades.


-¿Hay el protocolo perfecto?


-Por fortuna, en la vida no hay nada perfecto, por eso es divertida. No hay un protocolo perfecto, sino el bien hecho. El protocolo debe cumplir con el objetivo del evento y a la vez ser humano, teniendo en cuenta a los invitados y no sólo a las autoridades.


-¿Qué les están demandando ahora las empresas?


-Las empresas quieren que sus actos sean diferenciados y singulares. Y que además impacten y aumenten el valor y la reputación corporativa.


-¿La innovación se impone a la tradición?


-No son conceptos opuestos. A veces la tradición es tremendamente innovadora. La innovación no es sólo utilizar las nuevas tecnologías o hacer un gran espectáculo, sino sencillamente aplicar los cinco sentidos. Hay que conseguir que se sienta lo que se quiere transmitir, y esto a veces se logra con las tradiciones. Hay una simbiosis y equilibrio entre tradición y vanguardia. Cuando se consigue esto, el evento casi alcanza la perfección.


-¿En España falta cultura de protocolo?


-Falta en dos sentidos. Se piensa que el protocolo es cómo se come una cereza, lo que es un concepto antiguo y desfasado. Esto no es protocolo. Y nos faltan normas de convivencia, lo que no es cultura protocolaria, sino ausencia de conocimientos de las normas consensuadas que nos ayudan a entendernos mejor. Por ejemplo, si estoy colgada del móvil todo el día, no me puedo comunicar con la persona que tengo delante.


-A veces la relación prensa-protocolo no es buena.


-Cuando existe una buena organización, la información a los medios es totalmente transparente. Si un periodista no sabe por qué se hacen las cosas, no lo va a poder contar y dará entonces su punto de vista. Algunas veces falta comunicación.


-¿Qué puede aportar que Oviedo sea la sede permanente de la Academia Internacional?


-Oviedo es un referente en España por su tradición protocolaria. Le daría un mayor impulso. Es una ciudad perfecta para ser sede de lo que va a ser el protocolo del futuro.


-¿Y con el Palacio de Congresos de Calatrava?


-Oviedo va a crecer. Siempre que se abre un centro múltiple repercute en la economía de la zona. Conllevará un mayor conocimiento de Oviedo en el resto del mundo, ya que el Palacio de Congresos permitirá realizar grandes actos. Va a ser un espaldarazo importantísimo para la proyección de la ciudad y su economía.


-¿Qué tipo de evento sueña dirigir?


-Me gustaría organizar un evento que cumpla con todas las prácticas de sostenibilidad, integrando personas con discapacidades. Que fuera un evento 100% sostenible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook