12 de mayo de 2008
12.05.2008
ULTIMA HORA
Muere Yvonne Blake, la expresidenta de la Academia de Cine, a los 78 años

El prerrománico del Naranco se librará del tendido eléctrico que afea su entorno

l El desmantelamiento comenzará a final de año y liberará 38.552 metros en la falda sur l El proyecto incluye una subestación en San Claudio

12.05.2008 | 02:00
Una de las torres de alta tensión del Naranco, con Santa María al fondo.

P. GONZÁLEZ

La supresión de una de las dos líneas de torres de alta tensión que recorren el Naranco y deslucen la imagen de los monumentos prerrománicos está en marcha. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Oviedo dará hoy luz verde a la eliminación de este trazado eléctrico, que ocupa 38.552 metros cuadrados de suelo de especial protección a lo largo de la cara sur del monte ovetense.


La línea eléctrica que se piensa suprimir es la que más impacto visual tiene desde la ciudad y la que afecta a los monumentos del prerrománico, en especial a la iglesia de Santa María del Naranco. Tras las aprobación por parte de los responsables municipales, el plan tendrá que recibir el visto bueno de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA), dependiente del Gobierno regional. Los cálculos que se barajan fijan el inicio de los trabajos de desmantelamiento de las torres de alta tensión para finales de este año, es decir, los trámites se alargarán entre seis y ocho meses, ya que tras pasar por la CUOTA el plan debe volver a manos del Consistorio ovetense para su ejecución definitiva.


Este plan especial de infraestructuras busca la reordenación del suministro eléctrico del norte y del noroeste de Oviedo y está dirigido a cubrir las necesidades energéticas de las nuevas edificaciones que han surgido en la zona de San Claudio. Para ello está previsto la construcción de una nueva subestación que, según un informe de Hidrocantábrico de enero de 2007, podría situarse en las proximidades de la Tejera de San Claudio, la antigua fábrica de cerámica de La Lloral. La nueva planta conllevaría a su vez la necesidad de acondicionar accesos para el tráfico rodado hacia la instalación, lo que se realizaría desde la carretera comarcal AS-232 (Oviedo-El Escamplero).


Aunque desde el Ayuntamiento de Oviedo se asegura que por el momento esta obra ni su ubicación se han concretado, mientras se apunta que la subestación tendrá un impacto mínimo, siguiendo las pautas con las que quiere soterrarse la instalada en La Corredoria: escaso impacto visual y ocupación racional del espacio. El proyecto afecta a tres líneas: Salime-La Corredoria (132 kW), Miranda-La Corredoria (132 kW) y Priañas-La Corredoria-Puerto (50 kW).


«La aprobación de este plan suprimirá uno de los elementos que crea más impacto visual y ambiental en una zona tan emblemática», explicaba Alberto Mortera, concejal responsable de Urbanismo en el Ayuntamiento ovetense.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine