10 de julio de 2009
10.07.2009
40 Años
40 Años
 

Luz verde al proyecto de urbanización de La Lloral, la más grande del plan de vivienda

Las obras para levantar 1.800 pisos podrían iniciarse en septiembre, tras más de un año de retrasos

10.07.2009 | 02:00
Terrenos de La Lloral, en San Claudio.

L. S. NAVEROS

El plan de vivienda de San Claudio comienza a ver la luz al final del túnel. La mayor de las promociones previstas en el entorno de esta localidad ovetense, la de La Lloral, podrá comenzar sus obras en septiembre, tras más de un año de retrasos. El Ayuntamiento de Oviedo aprobó ayer inicialmente el proyecto de urbanización, que afecta a un ámbito de 291.884 metros cuadrados, situado antes del cruce hacia El Escamplero. La construcción de los viales, servicios y zonas verdes tiene un presupuesto de 7,7 millones de euros, para una zona en la que está previsto levantar, en distintas fases, 1.842 viviendas.


El proyecto de urbanización pasará ahora a información pública durante un mes, y posteriormente el Ayuntamiento debe resolver las alegaciones y aprobarlo definitivamente. Las obras, estima el concejal de Urbanismo, podrían comenzar en septiembre, después de numerosos retrasos sobre el calendario previsto, por complicaciones en la tramitación administrativa, primero con la expropiación de los terrenos y posteriormente por el bloqueo que ha sufrido todo el plan de vivienda de San Claudio a causa de la saturación de la depuradora.


Con este último trámite, y el comienzo de las obras después del verano, La Lloral podría ser una realidad en 18 meses, plazo estimado para acabar la urbanización de los terrenos. La empresa promotora, Dursa Inizia, ya ha solicitado, de hecho, licencia para construir las primeras 200 viviendas.


El plan de La Lloral incluye una gran zona verde, con una reserva para parques de 51.390 metros cuadrados, y una importante reserva para equipamientos, con una superficie que supera los 34.000 metros. El Ayuntamiento pretende hacer en este espacio «un equipamiento que pueda servir de polo de atracción» para la nueva zona residencial.


El concejal de Urbanismo, Alberto Mortera, espera que por fin se allanen los escollos para un plan que ha contado con financiación del Estado, por tratarse de vivienda protegida. «La tramitación ha sido enojosamente lenta, pero estamos en la recta final. La empresa va a hacer una inversión cuantiosa, será una referencia urbanística», señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook