18 de enero de 2010
18.01.2010
La Nueva España
Conciertos del Auditorio

La Orquesta Sinfónica de la Radio de Berlín debuta hoy en el Auditorio

Ricarda Merbeth, Robert Dean Smith y Martin Snell cantarán el primer acto de «La Valquiria» dirigidos por Janowsky

18.01.2010 | 01:00
Los miembros de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Berlín.

Pablo GALLEGO


Los aficionados del ciclo de conciertos del Auditorio vivirán esta tarde una de las veladas más esperadas de la temporada, el debut en Oviedo de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Berlín. La formación, una de las orquestas alemanas de mayor prestigio internacional, estará dirigida en Oviedo por su titular, Marek Janowsky, y ofrecerá un programa que ha despertado un gran interés. Por un lado, el poema sinfónico «Muerte y transfiguración», de Richard Strauss, y en la segunda parte, la versión en concierto del primer acto de «Die Walküre» («La Valquiria», de Richard Wagner.


La literatura operística del compositor alemán llega al Principado casi con cuentagotas, razón por la que siempre atrae a un gran número de fieles al genio wagneriano. En esta ocasión, el acto que abre esta ópera, segunda en el ciclo de «El anillo del Nibelungo», contará en Oviedo con tres intérpretes de referencia en el panorama del canto wagneriano. Entre ellos destaca el debut asturiano de la soprano Ricarda Merbeth, que dará vida a Seglinde, y la vuelta a Oviedo del tenor Robert Dean Smith como Siegmund, además del bajo Martin Snell en el papel de Hunding.


La Orquesta Sinfónica de la Radio de Berlín visita Oviedo en una corta gira por España que ya la ha llevado a Valladolid y San Sebastián el pasado fin de semana con este mismo programa. La anterior visita de esta formación orquestal fue en 2008, y no volverá hasta febrero de 2012, en el Festival de Música de Canarias y de la mano de Rafael Frühbeck de Burgos.


«La Valquiria» es la primera de las tres jornadas que Wota, el rey de los dioses, dedica a recuperar el anillo forjado con el oro del Rin, título además de la ópera que abre la tetralogía y que Wagner tardó más de veinticinco años en ver concluida. Este ciclo de cuatro óperas es uno de los más exigentes para cualquier teatro, tanto a nivel vocal como escénico, y continúa inédito en la historia de la Ópera de Oviedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído