17 de febrero de 2010
17.02.2010

La zona centro, territorio ciclista

El «plan 30» limitará la velocidad en el corazón de la ciudad y en el eje
La Corredoria-El Cristo, en su primera fase, para fomentar el uso de la bici en la capital

17.02.2010 | 10:26

Ch. N.

Oviedo o, al menos, el cogollo de la ciudad, el llamado «Oviedo redondo», el casco urbano con un perímetro delimitado por Hermanos Pidal, la avenida de Santander, General Elorza, parte de la Ronda Sur, Muñoz Degraín y González Besada, será territorio ciclista. Así lo propone el «plan 30» que, con una inversión de 300.000 euros y dentro de los fondos anticrisis regionales del «plan A», pretende fomentar el uso de la bicicleta dentro de la ciudad con transporte sostenible.

La propuesta definitiva, en esta primera fase, pasa por designar toda esta zona central como «zona 30», es decir, en todas las calles de este núcleo urbano la velocidad estará limitada a treinta kilómetros por hora para ayudar a que el tráfico de bicicletas y de coches pueda convivir sin problemas.

El plan, en su primera fase, también habilitará «calles 30» y «carriles 30» (en este caso se trata de vías de doble carril donde las limitaciones para ayudar a circular a las bicicletas se limitarán sólo a uno de ellos) en todo el perímetro de esta área central y en el eje La Corredoria-El Cristo, de forma que desde la carretera de La Estrecha hasta la parte más alta de Fuertes Acevedo se podrá circular en bicicleta con la protección de señales horizontales y verticales que así lo indicarán.

Dentro del perímetro y del área de la «zona 30» quedará excluida toda la zona peatonal del casco antiguo y se salvará la Ronda Sur. En esta altura, a los ciclistas que quieran subir por ese lado suroeste de la ciudad se les propondrán itinerarios alternativos por el Postigo.

El «plan 30» para fomentar el uso de la bicicleta en Oviedo incluye también una campaña de difusión y de sensibilización y la instalación de «cicloaparcamientos» en lugares estratégicos (centros educativos, comerciales, edificios administrativos y centros neurálgicos dentro de las vías de comunicación).

Por otra parte, se elaborará una ordenanza municipal sobre circulación y movilidad en bicicleta que pretende regular el carácter de Oviedo como «ciudad abierta a la bicicleta». Es en esta ordenanza donde se describirán y se detallarán las características de las zonas señalizadas como «calles 30» y «carriles 30».

En una segunda fase, que no entraría dentro de lo proyectado en las inversiones del «plan A», se planteará también generar otros cuatro ejes de «carriles 30», que pasarían por comunicar la «zona 30» del centro con los barrios de Las Campas, el Naranco, Colloto y La Manjoya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído