02 de abril de 2010
02.04.2010

HC propone convertir la Fábrica de Gas en un «parque urbano» de patrimonio industrial

La empresa presenta al Ayuntamiento el plan especial diseñado por Portela, que plantea tres nuevos edificios

02.04.2010 | 02:00

L. S. NAVEROS

Hidrocantábrico, empresa propietaria de la Fábrica de Gas, ubicada entre las calles Paraíso y Postigo, ya ha presentado al Ayuntamiento el plan especial para este antiguo recinto fabril, una de las joyas del patrimonio industrial asturiano. HC se ha dejado guiar por el arquitecto gallego César Portela para intentar desarrollar una propuesta que aúne la conservación y restauración de los elementos más significativos del conjunto con el desarrollo urbanístico que reconoce el Plan General de Ordenación Urbana para la parcela, donde se permite la construcción de unas 95 viviendas.


En el documento del plan especial, el arquitecto gallego habla de crear en el recinto un «parque urbano», que integre, rehabilitados, los elementos más significativos del patrimonio industrial del conjunto, genere un nuevo espacio público y permita la construcción de tres edificios de viviendas, que se ubicarán en tres zonas diferentes del perímetro del recinto, para interferir lo menos posible en el conjunto. Estos edificios tendrán bajo más tres alturas -cuatro en el que se proyecta desde la cota más baja, en Postigo- para «no competir en altura con la atalaya sobre la que se asienta el caserío y los monumentos que integran el centro histórico». El primero de estos edificios, que dará hacia la calle Postigo, integrará la fachada del pabellón de la antigua fábrica de energía eléctrica, uno de los edificios más antiguos del conjunto, obra del ingeniero Dimas Cabeza, construido en 1900. La conservación de esta fachada es una de las exigencias del Consejo de Patrimonio.


El plan especial analiza los elementos de patrimonio industrial que, a juicio del arquitecto, tienen mayor valor histórico y arquitectónico, y están en mejor estado de conservación. Propone la rehabilitación y conservación del gasómetro, la estructura metálica que da su perfil peculiar al recinto, así como de la chimenea y el depósito elevado del antiguo recinto fabril. Portela considera que estos tres elementos son «iconos» de este patrimonio, que a su vez contrastan con la cercana torre de la Catedral, por lo que considera indispensable su preservación. Lo mismo propone para la marquesina de hormigón construida por el ingeniero Ildefonso Sánchez del Río, sobre el antiguo almacén de carbón, y para la escalera de hormigón, de forma helicoidal, obra del mismo ingeniero y que se ubica bajo la marquesina. Esta marquesina, rehabilitada, es una de las cesiones de equipamiento que propone el plan especial, junto al edificio de servicios, obra de Miguel García Lomas, que integra los pórticos de las casas que había en la plaza de la Catedral. Está previsto rehabilitar y conservar el edificio principal, de Joaquín Vaquero Palacios, para usos terciarios y comerciales, y la característica puerta de la calle Paraíso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook