04 de mayo de 2010
04.05.2010
La mar de Oviedo

Balcón

04.05.2010 | 09:24
Balcón

Las tunas pasaron de moda, se acabaron las noches de ronda bajo los balcones para que las mozas asomen su carita de azucena; desde hace años, hemos cerrado las ventanas a tunantes, a brindis callejeros y a la música ratonera. Pero ahora nuestro Ayuntamiento, conciliador que no lo hay más, propone que subamos a los balcones cornetas y bongós y clamemos a cielos y tierra para ser capital cultural de Europa; que clamemos todos, también la Asociación de Ciudadanos Afectados por la Movida. ¿Molestan los conciertos del Fontán?, ¿atormentan los desconciertos de Altamirano? Si no podemos con los decibelios, aliémonos a ellos, convivamos con tanta gaita, instrumentalicemos nuestras aspiraciones, capitalicemos la filarmonía de la capital... ¡Saxos al joder! Además, sólo será hasta 2016; a partir de entonces, hablaremos de la cultura en torno al silencio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine