14 de mayo de 2010
14.05.2010
 
Una polémica operación en el centro de la ciudad
 

Comamsa defiende la legalidad del parking de Uría, «avalado por los técnicos municipales»


Mortera llama «escuderos de Areces» a los expertos que critican el acuerdo y les acusa de actuar «sólo en función de si es bueno o malo para ellos»

13.05.2010 | 02:00
Vista general del Paseo de los Álamos.

Ch. NEIRA

Comamsa, la empresa propiedad de Miguel Ángel Menéndez del Fueyo que construirá en el centro de la ciudad, bajo la calle Uría, un gran parking como resultado del acuerdo firmado con el Ayuntamiento de Oviedo por el que se resuelve la expropiación de «Villa Magdalena», salió ayer al paso de las dudas planteadas en los últimos por varios profesionales del ámbito jurídico sobre la legalidad de este convenio.

Aunque Comamsa no quiso entrar en el detalle de las cuestiones legales del acuerdo denunciadas por los abogados, fuentes de la empresa defendieron la «absoluta legalidad» del convenio y apoyaron su opinión en la participación, en el mismo, de varios técnicos municipales, que lo suscriben; entre ellos, el abogado y jefe del servicio de Urbanismo, Ricardo Caballero. «Comamsa se fía de la tarea de los funcionarios municipales», declararon estas fuentes. Y añadieron que «junto al trabajo impecable de los técnicos del Ayuntamiento, está también el de un equipo de abogados que incluye profesionales del más alto nivel, por lo que el acuerdo merece un poco más de respeto y más conocimiento».

Para el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Oviedo, Alberto Mortera, las críticas formuladas por estos profesionales, reunidos por el PSOE en un foro público el pasado martes, refleja «la foto en blanco y negro de los escuderos de Areces contra Oviedo». Mortera denunció que estos profesionales «son los mismos que se oponen a que haya torres en Oviedo pero las aplauden en Gijón, ésos a los que irrita que la Universidad obtenga la Excelencia, que desean que el Real Oviedo no ascienda y que la ciudad no sea seleccionada para la capitalidad cultural».

Mortera personalizó sus ataques en el abogado Gerardo de la Iglesia, al que acusó de tener «intereses personales» en el acuerdo, puesto que «fue quien pleiteó hace ya más de diez años para que se hiciera un "parking" muy similar, en la misma zona, pero para que lo hiciera un cliente suyo». «Ésa es la realidad», concluyó Mortera, «no actúan porque sea bueno o malo para Oviedo, sino en función de si es bueno o no para ellos».

El concejal de Urbanismo también acusó a estos profesionales de aplaudir en Gijón lo que no quieren para Oviedo. «Si la peatonalización se efectuase en Gijón, son las mismas personas que saldrían en la foto para aplaudir con entusiasmo un proyecto similar», argumentó. Y citó el ejemplo de los arquitectos Víctor García Oviedo y Alfonso Toribio, por «los tremendos denuestos que soltaron contra las torres de Calatrava en la parcela del Vasco y los halagos que formularon sobre las de Junquera para Gijón, ya que, según ellos, tenía más sentido porque la fisonomía de la ciudad era muy distinta».

Por último, Mortera propuso al PSOE «que organice un foro sobre cómo y cuándo se ha evaporado el dinero del HUCA, de El Musel y de la Laboral».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine