15 de mayo de 2010
15.05.2010

La institución académica abrirá una Cátedra Duro Felguera dedicada a la investigación

15.05.2010 | 02:00

P. GALLEGO


Entre los agradecimientos por el honor concedido y la hermandad universitaria demostrada ayer, Juan Carlos Torres Inclán anunció la que será la nueva cátedra Duro Felguera en la Universidad de Oviedo. Un proyecto precisado después por el rector, y que tendrá como objetivo la «difusión y la formación relacionada con la industria metalúrgica y energética en cualquiera de sus facetas», para «impulsar proyectos en I+D+i en este campo».


La «transferencia de tecnología» surgida de cátedras como ésta será una de las claves de la nueva Universidad nacida al amparo del «Plan Bolonia». Mientras, los otros dos Doctores Honoris Causa representan la investigación y la gestión necesarias para facilitar ese camino.


En su discurso ante el paraninfo, Andrzej Karbownik rememoró la reconversión del carbón en Polonia. Una industria que en pocos años tuvo que despedir «a 102.000 trabajadores», y que le permitió visitar España y Asturias «hace ya 30 años». Una época en la que, como él mismo subrayó, el «curso de laboreo de minas» de Luis de la Cuadra fue su «primer manual de vocabulario en español».


Younger, más emocionado, quiso transmitir su «admiración y cariño profundo» por Oviedo y su Escuela de Minas. «Ya consideraba esta institución como mi segunda casa académica» apuntó, «y ahora me siento autorizado a reivindicar mi estatus como miembro de esta familia, no puedo imaginar ninguna comunidad mejor», aseguró. Younger, investigador de la Universidad de Newcastle Upon Tyne (Inglaterra) destacó además la «descarbonización» que relaciona su tierra natal con Asturias, una región «en la que visité Covadonga, traté de escanciar sidra y celebré a Santa Bárbara».


Torres Inclán, el último en pronunciar su discurso, destacó desde el atril del Paraninfo la necesidad de promover «reformas sólidas» que eviten un «crecimiento débil» tras la crisis. «Ahora la clave del éxito está en la eficiencia y la competitividad» defendió, con cambios que logren empresas más flexibles «con mayor productividad». Fuera, en el claustro del edificio, una decena de manifestantes pedía a Torres Inclán que no cerrase varios talleres de la empresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas