24 de mayo de 2010
24.05.2010

Vicente Gotor, cofrade de honor de la Cofradía de Amigos de los Quesos

«Es un honor y una satisfacción que se acuerden no de mí, sino de la Universidad», agradeció el rector

24.05.2010 | 02:00
Los cofrades, durante la misa en San Pelayo.

Ángel FIDALGO

La Cofradía de Amigos de los Quesos de Asturias celebró ayer, en el Auditorio Príncipe Felipe su XXVI Gran Capítulo, en el que nombró Cofrade de Honor al rector de la Universidad de Oviedo, Vicente Gotor.


«Es un honor y una satisfacción que se acuerden no del Rector, sino de una institución como es la Universidad de Oviedo, como ocurre en este caso por parte de la Cofradía de Amigos de los Quesos de Asturias», comentó Gotor poco antes de recibir la más alta distinción que concede esta cofradía.


Para que el día fuera completo para el Rector sólo faltaba que el Uni ganara en el cercano campo del San Gregorio al Azuqueca. Pero esto último no fue posible.


Además, se nombraron miembros de número de la Cofradía a Manuel Bascarán Collantes y a Juan Casero Lambás, tras el pregón oficial que pronunció el escritor gastronómico Pepe Iglesias.


El premio Excelencia Gourmet, a la Investigación e Innovación Gastronómica, se entregó a Juan Carlos Bada, director del Instituto de Productos Lácteos de Asturias. el premio Excelencia Gourmet, a las Relaciones Internaciones, fue para la Ganadería Valle del Esla; y el de Excelencia Gourmet, a las Bellas Artes, se otorgó al pintor Josep Vanaclocha.


En el apartado a la Profesionalidad Hostelera el galardón se le concedió a Ramón González Álvarez; y el de la Excelencia Cultural fue para la Fundación Don Pelayo, de la que es artífice la cantante Tina Gutiérrez. En el apartado a la Calidad Empresarial, cuatro fueron los galardonados: Miguel Loya, del Restaurante Balneario de Salinas; Rosita Morán, de Casa Morán, en Benia de Onís; Casa Poli, de Puertas de Vidiago, y el Club Gourmet del Corte Inglés.


Los miembros de la Cofradía de Amigos de los Quesos y de otras cofradías que fueron invitadas, entre las que se encontraba la Cofradía do Queijo Serra D´Estrella, de Portugal, tras asistir a una misa en el Monasterio de San Pelayo, realizaron una suelta de palomas en memoria de los cofrades fallecidos de todas las cofradías.


Continuaron con la tradicional Marcha Cívica por calles de la ciudad, acompañados por la Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo, desde el monasterio hasta el Auditorio Príncipe Felipe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine