11 de junio de 2010
11.06.2010

Un nuevo desarrollo urbano del Cristo prolongará Montecerrao con 760 pisos

El Ayuntamiento autoriza la construcción de edificios en vez de chalés, como estaba previsto, en un ámbito de 347.000 metros cuadrados

11.06.2010 | 02:00

L. S. NAVEROS

El desarrollo urbano de Oviedo más allá de la iglesia de El Cristo de las Cadenas ha dado un importante giro en su diseño. El Ayuntamiento aprobó ayer el convenio urbanístico para desarrollar esta nueva pieza de la ciudad, de más de 347.000 metros cuadrados: en vez de viviendas unifamiliares, como prevé el Plan General de Ordenación Urbana, se construirán edificios de hasta seis plantas de altura.


El Ayuntamiento pretende impulsar este cambio en el denominado «ámbito urbanizable de El Cristo» sin hacer una modificación del PGOU, como sería en principio obligatorio, basándose en la exigencia de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico de ampliar la zona de protección de un arroyo que cruza la zona. «Con las prescripciones de la Confederación Hidrográfica sería imposible ubicar en el terreno toda la edificabilidad prevista, por lo que no será necesario hacer un cambio del PGOU, ya que en estos casos se puede rediseñar el ámbito, siempre que no se aumente la edificabilidad», señaló ayer el concejal de Urbanismo, Alberto Mortera.


Mortera defiende además la conveniencia de la modificación, como una «ampliación natural» del diseño de Montecerrao. «Es la prolongación física de la nueva urbanización, y por ello tiene sentido que esta nueva pieza tenga un diseño similar, que además permitirá disponer de más espacios libres, para ubicar equipamientos públicos».


En números, el ámbito tiene una superficie de 347.498 metros cuadrados, en los que se pretenden construir 763 viviendas en pisos de hasta seis alturas, y otras 84 viviendas unifamiliares. En total, el suelo privado alcanzará los 99.042 metros cuadrados, habrá 142.160 espacios libres públicos y 30.569 metros cuadrados destinados a equipamientos.


La propuesta de nueva ordenación fue presentada por los promotores, entre ellos la empresa Goncesco, que han acreditado la posesión de más del 50 por ciento del suelo. La junta de gobierno dio luz verde ayer al convenio urbanístico, un paso previo a la redacción del plan parcial, que debe ser aprobado por el Ayuntamiento y la CUOTA, una tramitación urbanística que se prevé larga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine