24 de julio de 2010
24.07.2010
 

Los diez magníficos de la lírica en España

Los premios «Teatro Campoamor» destacan el «esfuerzo renovador» de la zarzuela y las voces de Nina Stemme, Leo Nuci, Celso Albelo y Borja Quiza - Entre los ganadores está el maestro italiano Andrea Marcon, responsable del éxito musical del «Ariodante» de Haendel en la Ópera de Oviedo

24.07.2010 | 02:00

Pablo GALLEGO

La quinta edición de los premios líricos «Teatro Campoamor» ya tiene ganadores. El jurado encargado de conceder los galardones ha destacado el «esfuerzo renovador» de la zarzuela, y el contraste entre la tradición y la modernidad que aparece en las temporadas líricas españolas. Según Marcelo Cervelló, de la revista «L'Opera», «la zarzuela, que durante un tiempo fue menospreciada, ha demostrado que tiene una vitalidad mayor de la que se le presuponía». La misma fuerza con la que aparecen obras hasta ahora olvidadas en los repertorios, como «Parténope». Para Andrés Moreno, del «Diario de Sevilla», «frente a la imagen conservadora que se pueda tener de la ópera, si queremos abrirla a otros públicos necesitamos una oferta que vaya más allá de "Rigoletto", "Trovador" o "Madama Butterfly"». Dos de los triunfadores -Andrea Marcon, por la ópera «Ariodante», y las zarzuelas «Château Margaux» y «La viejecita»- formaron parte de la programación del teatro Campoamor de Oviedo durante la pasada temporada. Los ganadores son:

l Dirección musical. Andrea Marcon, por «Ariodante», de Haendel, en una producción de la English National Opera que pudo verse en el teatro Campoamor de Oviedo en diciembre de 2009. «Ariodante», cuarto título de la pasada temporada de la Ópera de Oviedo, fue un éxito absoluto de crítica y público. Además de la dirección de escena y de los cantantes, liderados por Alice Coote, en «Ariodante» destacó el trabajo de Marcon al frente de la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA), poco habituada a trabajar el repertorio barroco.

l Dirección de escena. Carles Padrissa, de «La Fura dels Baus», por la tetralogía «El anillo del Nibelungo», de Richard Wagner -compuesta por «El oro del Rhin», «La Valkiria», «Sigfrido» y «El ocaso de los dioses»-, representada en el Palau de les Artes «Reina Sofía» de Valencia en junio de 2009, en coproducción con el teatro Maggio Musicale de Florencia. Para Luis Suñén, de la revista «Scherzo», esta producción «es una de las puestas en escena históricas en la obra de Wagner, con una trascendencia extraordinaria» y «abre un horizonte de comprensión del universo wagneriano, de una importancia descomunal».

l Cantante masculino de ópera. Leo Nucci, por su interpretación de Rigoletto en la ópera de Verdi del mismo nombre representada en junio de 2009 en el teatro Real de Madrid. Nucci, que encarnó este papel en Madrid por 433.ª vez, hizo historia en el Real al hacer un bis con el estremecedor dueto «Si, vendetta» escrito por Verdi. El jurado dedicó grandes elogios al trabajo de Nucci en este título. Para Arturo Reverter, Nucci, un barítono lírico «devenido en dramático», basa su trabajo «en una técnica consumada que le permite realizar aquello que otros no pueden». Según Gonzalo Alonso, «cuando un verdadero artista-cantante sale al escenario se lleva el gato al agua, sea la producción que sea».

l Cantante femenina de ópera. Nina Stemme, por «Salomé», en la ópera de Strauss representada en el Liceo de Barcelona. Para Reverter, Stemme «ha sabido manejar sus recursos de soprano ligera para crear una Isolda de notable éxito, además de una magnífica Salomé», un papel con el que repitió triunfo hace dos meses en el Real.

l Cantante revelación. Celso Albelo, por lord Arturo Talbo en «I Puritani», de Bellini -según Reverter, «un papel muy difícil y selectivo, en el que el tenor llega al Fa sobreagudo»-, en una producción de Amigos de la Ópera de La Coruña representada en agosto de 2009 en la ciudad gallega, en colaboración con la Ópera de Darmstadt (Alemania).

l Cantante de zarzuela. Borja Quiza, por su papel de Carlos en la zarzuela «La viejecita», de Fernández Caballero, en una producción del teatro Arriaga de Bilbao, el Campoamor de Oviedo y el Festival Grec de Barcelona, presentada en el coliseo bilbaíno en junio de 2009. En el trabajo del barítono gallego, Reverter destaca «no sólo un depurado arte en el canto, sino un gracejo escénico muy peculiar».

l Mejor nueva producción de ópera española o zarzuela. «Château Margaux» y «La viejecita», un programa doble con dirección musical de Miquel Ortega y una «inteligente» dirección de escena de Lluís Pascual, en la que se «reinventa con una savia nueva» la primera parte del programa. Esta coproducción, que sustituye al premio al mejor actor de zarzuela, se presentó en Oviedo dentro del último Festival de Zarzuela ovetense.

l Premio especial a toda una carrera. José van Dam. A punto de cumplir 70 años, el barítono belga, una de las figuras más destacadas en la historia moderna de ópera, ya ha anunciado su retirada de los escenarios. En su haber queda un amplísimo repertorio y 40 años de carrera en los, según el juicio de Reverter, ha mantenido «un nivel muy notable».

l Institución o persona que haya contribuido muy significativamente al mundo de la lírica. Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO-OLBE). El jurado ha reconocido su trayectoria de más de medio siglo de actividad -en sus inicios, en temporadas conjuntas con la Asociación de Amigos de la Ópera de Oviedo-, con una mención especial a uno de sus proyectos emblemáticos, «Tutto Verdi», con el que pretende representar toda la producción operística del compositor italiano. Para Reverter, la ABAO es la «guardiana de la historia del canto europeo».

Tras hacer pública la lista de ganadores de la quinta edición de los premios líricos, los miembros del jurado destacaron que en esta selección «está representado lo mejor del canto actual». Además, a través de la presidenta de la Fundación que concede los premios, Inés Argüelles, manifestaron su apoyo al proyecto con el que Oviedo pretende ser la capital europea de la cultura en 2016. Para Pablo Meléndez-Haddad, del diario «ABC», el palmarés de los premios es «espectacular». Todos los premiados recogerán la estatuilla «La gitana de París», de Sebastián Miranda, en una ceremonia que se organizará a principios del próximo mes de enero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook