28 de abril de 2011
28.04.2011
necrológica

Muere Manuel Menéndez, tesorero de la Asociación Lírica Alfredo Kraus

Veterano trabajador de la banca y destacado melómano, contribuyó a recuperar la misa cantada con gaita

28.04.2011 | 02:00
Manuel Menéndez.

D. ORIHUELA

El mundo de la música y el de la banca están de luto. Manuel Menéndez, uno de los empleados más antiguos de Cajastur en Oviedo -últimamente destinado en la oficina de la calle Uría con Melquíades Álvarez-, falleció ayer a los 61 años, tras una enfermedad fulminante que lo mantuvo hospitalizado durante las últimas dos semanas. Menéndez era tesorero de la Asociación Lírica Alfredo Kraus. Gran aficionado a la ópera, pero también a la música tradicional asturiana. Lolo de Cornellana, como lo conocían sus amigos por proceder de esa localidad salense, fue uno de los responsables de la recuperación de una de las tradiciones más antiguas de Asturias: la celebración de misas con música de gaita. «Cantó cientos de ellas», rememoraban ayer sus amigos. Muchas de esas interpretaciones las hizo con uno de sus grandes amigos, el gaitero Manolo Quirós, fallecido hace una década. Incluso se conservan grabaciones.


Durante años se afanó en investigar esa combinación y a rescatarla del olvido en su zona, el concejo de Salas, donde la misa con gaita tiene características especiales, distintas a las de otros territorios de Asturias, como Teverga.


Si la banca era su dedicación, la música era su pasión. Con una gran voz para la tonada, no perdía ocasión para arrancar en cualquier parte una melodía. Con gusto exquisito para los cantantes, tampoco desaprovechaba las oportunidades de viajar por el mundo para oír a los mejores intérpretes del bel canto. Sencillo, afable, enormemente cariñoso, esa desmedida afición por el canto lo llevó a hacer sus pinitos en diversas agrupaciones corales, entre ellas el Coro de la Caja de Ahorros y el de La Ferrería.


Manuel Menéndez estaba casado con Aurora Alba, integrante desde hace años del Coro de la Fundación Príncipe de Asturias, con la que compartía inquietudes musicales, y deja una hija, Nuria Menéndez Alba. El funeral por su eterno descanso se celebra hoy, a las cinco y media de la tarde, en la iglesia parroquial del monasterio de San Salvador de Cornellana, en Salas. Acto seguido recibirá cristiana sepultura en el cementerio local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook