14 de febrero de 2012
14.02.2012

Libreta, boli y sin móvil

El Colegio Gesta I prohíbe a los escolares hacer fotografías con los teléfonos portátiles para «evitar que los alumnos difundan las imágenes en internet»

14.02.2012 | 01:00
Libreta, boli y sin móvil

E. VÉLEZ
En Gesta I los niños conocen el significado de la ley de Protección de Datos. La norma que prohíbe recabar información de menores de 14 años sin el consentimiento de sus padres o tutores está presente en el día a día de la escuela.

Los alumnos no pueden utilizar teléfonos móviles dentro de las instalaciones ni en cualquier actividad relacionada con el colegio. «Las llamadas o comunicaciones urgentes de los escolares se hacen a través del fijo del colegio, pero, ante todo, tratamos de evitar que los chicos hagan fotografías», explica el director de Gesta I, Carmelo Bardón.

El objetivo de esta iniciativa, recogida en el régimen interno del colegio, es «evitar que los estudiantes difundan las imágenes en internet». Los viajes y las excursiones no escapan de la normativa del centro, que, sin embargo, autoriza el uso de cámaras fotográficas. El motivo de la distinción entre móviles y cámaras es el acceso a la red. «En un solo dispositivo de última generación los chicos pueden sacar una foto y subirla a Twitter o Facebook de manera simultánea, mientras que con una máquina fotográfica no, a no ser que vayan a su casa y lo hagan desde allí, fuera del recinto escolar», matiza Bardón.

La dirección del centro tomó la decisión hace casi dos años, cuando «tuvimos conocimiento de que algunos colegios españoles habían tenido problemas entre padres, alumnos y redes sociales», explica Bardón. Según el director de la escuela, hasta el momento Gesta I no ha registrado incidentes, pero tiene bien definido el protocolo de actuación ante el uso de los móviles. «Si detectamos que uno de los chicos ha tomado fotografías, le pedimos que nos las enseñe y, si efectivamente son del colegio, tiene que borrarlas inmediatamente».

No todos los colegios del municipio han establecido las mismas pautas prohibitivas, pero comparten la inquietud ante el libre acceso a internet. Para José Manuel Pérez, director del Colegio Baudilio Arce, las páginas que los centros poseen en la red, pertenecientes al dominio Educastur (el portal que la Consejería de Educación pone a disposición de los centros escolares), deberían ser de acceso restringido. «Las imágenes que cada colegio tiene en su página web son visibles para todo el mundo, de manera que cualquiera puede usarlas», explica Pérez, para quien lo ideal «sería hacer un circuito privado, pero la Consejería nos dijo hace unos años que su plataforma de internet no tiene capacidad suficiente para llevarlo a cabo con éxito».

Las Asociaciones de Madres y Padres de los colegios (AMPA) defienden la libertad de los progenitores a la hora de proteger la imagen de sus hijos. Según Mónica Cabo, del AMPA del centro Corredoria II, «la firma o denegación de un permiso para salir en vídeos o fotografías es la única garantía para evitar un mal uso de las imágenes. El resto ya se nos escapa».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook