08 de mayo de 2012
08.05.2012

El juez impide que Comamsa cobre «Villa Magdalena» hasta que se aclare su precio

La empresa exige disponer de los 7,6 millones pagados por el municipio y el magistrado dice que el Ayuntamiento no estaba obligado a consignar

07.03.2012 | 01:00
«Villa Magdalena».

Pablo GONZÁLEZ


El juez ha rechazado una petición de la empresa Comamsa para poder disponer de los 7,6 millones de euros consignados por el Ayuntamiento de Oviedo por la expropiación del palacete de «Villa Magdalena». El magistrado considera en una sentencia dictada tras una reclamación presentada por Comamsa que la empresa no tiene derecho a cobrar esos 7,6 millones hasta que el Jurado de Expropiación Forzosa del Principado decida el justiprecio de la parcela y el palacete por el que la firma y el Consistorio suman años de encuentros y desencuentros. En el auto del juez Miguel Ángel Carbajo Domingo, del Juzgado de lo contencioso-administrativo número 3 de Oviedo, se subraya que el Ayuntamiento de Oviedo no estaba obligado a consignar dinero alguno en la Caja General de Depósitos.


Precisamente Carbajo fue el juez que obligó al Ayuntamiento a través de un auto del pasado 11 de noviembre de 2011 a presentar una nueva hoja de aprecio (una tasación realizada por técnicos sobre el valor del palacete y la finca). El Ayuntamiento lo hizo valorando «Villa Magdalena» en 18,02 millones (cantidad a la que hay que sumar los intereses). El Ayuntamiento lo hizo, pagó 7,6 millones restantes que fueron ingresados en el Caja General de Depósitos, y Comamsa los reclamó. La empresa considera que la ley obliga al Ayuntamiento «a entregar la cantidad consignada hasta el límite de conformidad entre las partes» cumpliendo así con la resolución judicial.


Pero el juez hace otra lectura de su auto y considera que éste sólo obligaba al Ayuntamiento a formular su hoja de aprecio y a tramitar el expediente para trasladarlo al Jurado de Expropiación, no así las valoraciones de la finca. Además, el juez explica que la ley de Expropiación Forzosa y su reglamento «son claros» al establecer que el pago o consignación «procede en relación con el justo precio». Y éste aún no ha sido determinado ya que el Ayuntamiento y Comamsa no se han puesto de acuerdo en el precio de «Villa Magdalena», por lo que hay que esperar a la decisión del tribunal de expropiación. Por eso rechaza la pretensión de Comamsa de hacerse con el dinero depositado por el Ayuntamiento. Al mismo tiempo, asegura que el municipio no tuvo «obligación» de consignar cantidad alguna.


La historia de esta nueva demanda por «Villa Magdalena» arrancó el pasado 27 de diciembre. Fue entonces cuando la Junta de Gobierno del Ayuntamiento decidió consignar el dinero que considera que le resta pagar por «Villa Magdalena». Lo hizo después de que otra sentencia tumbara el acuerdo con Comamsa para solucionar el asunto a cambio de la cesión del subsuelo del entorno de la calle Uría y el Campo San Francisco para la construcción de un aparcamiento subterráneo. Los 7,6 millones consignados corresponden a 6,24 millones correspondientes a la diferencia entre su hoja de aprecio (lo que el municipio considera que vale «Villa Magdalena») y lo ya abonado con anterioridad. Por su parte, Comamsa valora «Villa Magdalena» en 62,8 millones.


Además, el Ayuntamiento depositó 1,3 millones en concepto de los intereses generados entre marzo de 2007 y diciembre de 2011. La suma da los 7,6 millones que ahora reclama Comamsa. A esto habría que añadir los 3,11 millones que el Ayuntamiento pagó en 1998 al ocupar el palacete y los 12,8 que abonó en 2008. Esto supone que el Ayuntamiento ha pagado 23,51 millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine